“Las humanidades nos salvarán de perder el empleo”, dice Scott Hartley

Archivado en: 


Esther Paniagua New York 22/09/2018 www.retina.elpais.com

El inversor de Silicon Valley Scott Hartley tiene un mensaje: solo cuando internalicemos que la contraposición entre ciencias sociales y tecnología es falsa, lograremos desarrollos que mejoren esencialmente nuestras vidas.

Muchos creen que Silicon Valley es un jardín amurallado lleno de desertores y desarrolladores de software, y que la tecnología es un monolito compuesto solo por informáticos. Aclamamos al ‘técnico’ mientras denigramos a aquellos con habilidades blandas. Los inversores a menudo bromean con que las artes liberales son inútiles. Pero tanto ellos como los periodistas pasan por alto la compleja realidad de la tecnología”, escribe el inversor Scott Hartley.

Arqueología para altos directivos

J. A. AUNIÓN Madrid 

El IE University proyecta seminarios sobre liderazgo y toma de decisiones en la empresa en un yacimiento romano.

La vida de Cayo Julio César es la de una transformación de un manipulador en un líder, la de un hombre que no tuvo miedo a rodearse de gente mejor —Avieno era un militar superior—, pero que terminó confundiendo ambición con codicia —quiso hacerse con el poder absoluto— y eso acabó con él. Esas reflexiones le sirven al escritor, economista y consultor Javier Fernández Aguado para explicar a los responsables de empresas algunas reglas básicas sobre liderazgo y toma de decisiones, entre otros muchos ejemplos de la historia con los que escribió el libro Roma, escuela de directivos, publicado en 2012. Ejemplos similares a los que volverá a utilizar en los seminarios que la Universidad del Instituto de Empresa (IE University) tiene planeado ofrecer a altos ejecutivos en el yacimiento celtíbero y romano de Tiermes, en Soria.

La conjura de los necios (B. Souvirón II)

Archivado en: 

Bernardo Souvirón 15/09/2018

La desaparición de los estudios de humanidades, entendidos como la clase de estudios que hacen libres a los hombres, ha sido el primer paso en el que se ha cimentado, a mi juicio, la situación en la que nos encontramos hoy. El ingenuo optimismo con el que algunas de las nuevas humanidades (la psicología y la pedagogía, especialmente) han afrontado los procesos educativos, han convertido las escuelas y los institutos en auténticas guarderías de adolescentes, donde los objetivos relacionados con el conocimiento, el rigor, el esfuerzo y el deseo de progresar han pasado a un segundo plano. Los alumnos de ESO pueden promocionar de curso casi a discreción, acumular asignaturas suspensas, desconocer los más elementales mecanismos de su propia lengua y despreciar el conocimiento como algo propio de seres extraños, de individuos raros que anteponen la responsabilidad y el estudio a la diversión.

De otra parte, los estudios de sociología y economía, alejados del concepto fundamental de la filantropía, es decir, del “amor por el ser humano” y de los “sentimientos humanitarios” han hecho florecer a expertos en estadísticas, a adivinos que pronostican un futuro basado en las cifras de sus encuestas, y, sobre todo, a un tipo emergente y triunfante de economista que puede soportar sin pestañear el drama de millones de parados pero que, en cambio, se aterroriza o se escandaliza ante un aumento de medio punto en la previsión de déficit. 

Fecundidad y utilidad de las humanidades

Archivado en: 

Adela Cortina 23/09/2018 www.elpais.com

Las Humanidades proporcionan beneficio económico y diseñan marcos de sentido que permiten a las sociedades comprenderse a sí mismas y orientar cambios hacia un auténtico progreso.

El escaso aprecio por las Humanidades que suelen mostrar quienes diseñan planes de estudios y financian proyectos de investigación tiene su origen sobre todo en la convicción de que no ayudan a incrementar el PIB de los países, no resultan rentables, a diferencia de las ciencias y las tecnologías, que son fuente de innovación y riqueza. Fomentar la investigación y la docencia en estos campos sería, pues, prometedor, y relegar las Humanidades, dada su inutilidad, una buena medida.

Noite Bohemia, La Nave Argo e In Albis Teatro, ganadores del XIII Concurso Nacional de Teatro Grecolatino del Ministerio de Educación

Redacción 22/09/2018

Todos se fueron contentos o al menos eso es lo que mostraban sus caras. Los grupos participantes abrazados y emocionados. Lágrimas de alegría hasta en algún miembro del jurado. Lo nunca visto. El XIII Concurso Nacional de Teatro Grecolatino del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte vivió su catarsis tras la entrega de los premios y el rostro de todos mostraba la felicidad por el trabajo bien hecho, por el reconocimiento y por la experiencia que les acompañará el resto de su vida.

En cuanto a los grupos premiados, este es el veredicto del jurado:

  • Modalidad A, 1: Tragedia griega, ganadores ex aequo Colegio Inmaculada Jesuitas de Alicante por su Hipólito de Eurípides y el IES Menéndez Pidal de A Coruña por Las Troyanas de Eurípides.
  • Modalidad A.2: Comedia latina, ganador el IES Menéndez Pidal con su Miles Gloriosus de Plauto.
  • Modalidad B: Fomento de la cultura clásica, ganador el IES Fuente Nueva con la obra Anagnorisis, a partir de Las Coeforas de Esquilo.

Andalucía da el primer paso para convertir Itálica en Patrimonio de la Unesco

Archivado en: 

EFE abc.cultura 19/09/2018 

El conjunto arqueológico se convertiría en el 48º tesoro español en alcanzar dicho reconocimiento.

La Consejería de Cultura ha enviado al Ministerio de Cultura y Deporte el expediente de la candidatura del Conjunto Arqueológico de Itálica(Sevilla) a Patrimonio Mundial de la Unesco, según ha anunciado hoy el titular de este departamento, Miguel Ángel Vázquez.

Así sonaba la desconocida música de la Antigua Grecia

Archivado en: 

abc.cultura 18/09/2018

A partir del estudio de un fragmento de la obra «Orestes», firmada por el autor clásico Eurípides, Armand D'Angour logró realizar una interpretación adecuada de la composición.

Investigaciones llevadas a cabo por el músico y profesor de OxfordArmand D'Angour han logrado desvelar el auténtico sonido de la música en la Antigua Grecia. Un gran enigma cultural e histórico, según reconoce el experto. «La situación ha cambiado en gran parte porque en los últimos años algunos auloi (flautas griegas dobles con un sonido parecido al del oboe) muy bien conservados han sido reconstruidos por técnicos expertos como Robin Howell e investigadores asociados al European Music Archeology Project», ha expresado D'Angour sobre su descubrimiento.

¿Para qué estudiar Latín y Griego?

Archivado en: 


Este es el video que Victor Enríquez Gago ha subido a la red para mostrarnos la importancia del conocimiento de las lenguas clásicas.

El latín, una lengua muy viva en el deporte rey

Archivado en: 


I. Trujillo 10/09/2018 www.larazon.es

Mientras las lenguas clásicas parecen condenadas a desaparecer en las aulas, el latín ha logrado colarse en el deporte rey a golpe de «tuit».

¿Se imaginan cantar el himno de su equipo, narrar un gol o recitar las alineaciones de su próximo partido en latín? Mientras las lenguas clásicas parecen condenadas a morir en las aulas, el latín ha logrado colarse en el deporte rey a golpe de «tuit». Muchos aficionados españoles - de Madrid a Barcelona, pasando por Sevilla, Málaga o Extremadura- han creado cuentas de sus equipos en la lengua del Imperio Romano, pero sólo uno cuenta con perfil oficial del club.

Por una escuela con clásicos

Archivado en: 

 

 

J. Carlos Iglesias Zoido www.hoy.es 15/09/2018

Me pregunto si nuestra sociedad solo se dará cuenta de aquello que estos estudios aportaban (conceptos básicos de la ética, la filosofía, la política o el arte) cuando la pérdida de lo que antes disfrutábamos sin apreciarlo sea ya irreparable.

En estos últimos días la prensa nos ha mostrado con todo lujo de detalles el resultado de un desastre: la destrucción del Museo Nacional de Brasil en Río de Janeiro, el más antiguo del país sudamericano. El fuego ha devorado un conjunto de tesoros culturales de incalculable valor. Entre esos miles de objetos artísticos únicos e insustituibles, que se han perdido para siempre, se da la amarga ironía de que ha sido definitivamente destruido un fresco pompeyano tras haber sobrevivido a la terrible erupción del Vesubio del año 79 d.C. Una hermosa pintura que, por los azares del destino, había acabado expuesta en Río para disfrute de los visitantes de este museo. Lo que la nube piroplástica del volcán napolitano no consiguió destruir ha acabado desapareciendo para siempre por culpa de algo mucho peor que un desastre natural: la incuria y el desprecio de unas autoridades que no han sabido velar por la cultura custodiada en esta bicentenaria institución.

Páginas

Patrocinadores

Suscribirse a culturaclasica.com RSS