Principal

Síguenos

Siguenos en Facebook   Síguenos en Twitter

publicidad

Se encuentra usted aquí

Una excavación arqueológica interrumpe un tramo de la obra de la avenida Reina Sofía

Celia Herrera | Mérida www.hoy.es 13/09/2006

Aparecen restos de una cloaca y tumbas romanas justo al lado de la Casa del Mitreo. El área se encuentra muy arrasada y no se prevén sorpresas
El grupo de arqueólogos y peones especializados que realiza el seguimiento de la obra de remodelación de la avenida Reina Sofía inició ayer una excavación en un tramo de 15 metros de longitud cercano a la Casa del Mitreo, en el que la semana pasada aparecieron restos de una alcantarilla romana y una incineración del siglo I o II después de Cristo.
Los restos aparecieron la semana pasada durante la realización de uno de los dos carriles subterráneos que se están construyendo en la avenida y en el que se estaba colocando las zapatas de sujeción.
La excavación no se inició de forma inmediata a la espera de poder reorganizar los trabajos de la obra y minimizar los efectos de la interrupción en un tramo, por lo que se aplazó la prospección arqueológica hasta ayer.
En las horas iniciales de la excavación de ayer ya se hicieron visibles los restos de una alcantarilla romana, con la parte superior arrasada, así como las capas inferiores de la calzada romana que partía de Mérida hacia Córdoba y los primeros signos que indican la presencia de hasta unas seis tumbas, según explica la arqueóloga responsable de esta excavación, Sara Rodríguez.
Efectos de la tormenta
Incluso antes de comenzar la excavación ya eran visibles dos tumbas que resultaron destruidas durante la tormenta del miércoles por la noche. El agua inundó toda la zanja y se llevó los restos más superficiales. Afortunadamente, el equipo arqueológico había documentado previamente los hallazgos.
Sara Rodríguez lleva haciendo el seguimiento de la remodelación de la avenida desde primeros de julio. La falta de hallazgos de restos arqueológicos hasta el momento la tenía un poco sorprendida, como reconoce, ya que la mayoría de los sondeos previos que se hicieron antes del comienzo de la obra fueron positivos y evidenciaron la existencia de numerosos enterramientos romanos en la zona.
«Sabíamos que toda este área es una gran necrópolis romana, una de las más extensas de la ciudad, ya que tenemos enterramientos documentados hasta el Camino del Peral», comenta la arqueóloga. «Preveíamos entonces que íbamos a encontrar incineraciones, de los siglos I y II, e inhumaciones, que normalmente datan de los siglos III y IV».
Sin embargo, desde el principio se comprobó que el subsuelo de la avenida Reina Sofía se encuentra muy arrasado por la antigua N-V y que la mayoría de los restos de época romana que pudieran haber existido han desaparecido.
Protección de la vaguada
Los restos descubiertos en el tramo de 15 metros de longitud cercano a la Casa del Mitreo pueden haber sobrevivido al encontrarse a un nivel inferior, en una zona que parece corresponder a una antigua vaguada.
La presencia en las inmediaciones de los restos romanos de la Casa del Mitreo permiten hacerse una idea de lo que podía existir en este tramo en época romana, señala Sara Rodríguez.
Justo al lado de los restos se encuentra la calzada de una de las vías principales de la ciudad romana, el cardus maximus, que atravesaba Mérida hasta el Calvario, por lo que se cree que la cloaca encontrada podría pertenecer a esta vía.
De la calzada original sólo se ve la capa inferior que servía de relleno. Su trazado se puede seguir observando la veta de tierra rojiza que destaca sobre el resto, y que pertenecía al relleno de arcilla y dioritas machacadas sobre el que se asentaba la vía romana.
Los restos descubiertos se encuentran a 1,5 metros de profundidad, pero se prevé excavar hasta dar con la roca, que se encuentra a unos tres metros. Dado el estado de arrasamiento de la zona, no se esperan grandes sorpresas arqueológicas.
Después otro carril
Cuando se termine con la excavación de este tramo, de unos cuatro metros de anchura, se comenzará con otro tramo paralelo de igual longitud y similar anchura, situado justo debajo del carril por el que se permite todavía la circulación en dirección Badajoz.
Si no surgen complicaciones, ni aparecen sorpresas inesperadas, la excavación durará poco tiempo, ya que la empresa encargada, Arqueocheck, ha destinado a estos trabajos buen número de peones especializados en estas labores.

Archivado en: 
Drupal theme by pixeljets.com D7 ver.1.1