Descubrimientos arqueológicos en Saelices el Chico

A.S.P. | Salamanca www.tribuna.net 19/09/2006

Enusa subvenciona con 7.000 euros la continuación de las excavaciones en la villa romana
La villa romana de Saelices el Chico, perteneciente al siglo III d.C., descubierta hace once años y declarada Bien de Interés Cultural con categoría de zona arqueológica, ha supuesto para esta pequeña localidad y para toda la comarca un importante recurso para revitalizar la zona.

Los últimos trabajos realizados por el taller de empleo, que concluyeron a finales del pasado mes de mayo, después de un año de intensa actividad, dejaron patente que se trata de uno de los más importantes hallazgos romanos de Castilla y León y posiblemente de España en lo que se refiere a villas romanas. Pero desde que finalizó el taller de empleo prácticamente las excavaciones se paralizaron.
El alcalde de Saelices, Francisco Javier Bernal, inició gestiones con diferentes organismos y empresas para recabar la ayuda necesaria que permitiera continuar esta importante actuación que ha marcado para los vecinos de Saelices el Chico un nuevo horizonte tras el cese de actividad de la mina de Uranio. Precisamente la primera en responder a esta llamada de la alcaldía ha sido Enusa, empresa vinculada a este municipio, desde que se inició la actividad minera.
Según comentó Francisco Bernal, Enusa, aportará 7.000 euros para continuar las excavaciones, lo que permitirá un respiro mientras llegan otras subvenciones de entidades que en este momento también han mostrado interés por este proyecto de futuro para la comarca, así como el 1 por ciento cultural por el que se comprometió a luchar el propio subdelegado del gobierno Jesús Málaga, uno de los que apoyaron este descubrimiento desde el primer momento. La empresa Enusa, ha hecho este esfuerzo también como una aportación al año especial que está viviendo esta comarca con la celebración de Las Edades del Hombre.
Francisco Javier Bernal manifestó que con esta subvención de 7.000 euros se procederá a la contratación de 8 personas a media jornada y una arqueóloga durante dos meses, señalando que trascurrido este tiempo espera contar con nuevas aportaciones que permitan darle continuidad a algo que ya no debería paralizarse hasta su puesta en valor definitiva.

Archivado en: