"Calipso", de Pedro Víllora, un "juego de vodeville picante y erótico" llega al Teatro de Madrid

Madrid | EUROPA PRESS 16/11/2006

"Calipso", de Pedro Víllora, un "juego de vodevil picante y erótico", llega mañana al Teatro de Madrid donde estará en cartel hasta el 10 de diciembre. El espectáculo, que abrió la pasada edición del Festival de Teatro Clásico de Mérida, cuenta con un elenco encabezado por Paco Valladares, Las Virtudes y Tonino.

Víllora explicó a Europa Press que el espectáculo, dirigido por Ángel Roger narra la pasión de amor de la diosa Calipso por el joven Telémaco. "Está lejanamente inspirado en La Odisea, en el regreso de Ulises cuando termina la guerra de Troya a Ítaca.

La función comienza cuando su hijo Telémaco (Marco Moncloa) acompañado por su mentor (Paco Valladares) quiere saber qué le ha pasado y emprende un viaje hacia la isla de la diosa Calipso, que ha mantenido retenido a Ulises durante siete años", señaló.

A partir de este momento la obra cuenta las vicisitudes en tono de comedia y a la vez de drama de este personaje en ese destino. "Es una historia lúbrica, picante, erótica, como un juego de vodevil pero en el mundo de los dioses", señaló el autor.

Víllora recordó que le encargaron adaptar la obra "El joven Telémaco", una opereta bufa de 1886. "La cambié tanto, dado que el original está muy pasado, lleno de chistes que no se entienden, que el Festival finalmente pensó en ponerle otro título. Por eso se llama "Calipso (basada en "El joven Telémaco")". Aquí no hay engaño alguno", aseguró.

VARIEDAD DE GÉNEROS E INTÉRPRETES
Según Víllora esta función, "que aúna géneros muy distintos, que mezcla pasado, presente y futuro, dioses griegos y romanos con políticos actuales y también drama con comedia, necesitaba igualmente un elenco variado. No es un musical para cantantes sino para actores que cantan", matizó. Así a la veteranía de Paco Valladares se une la vis cómica de Las Virtudes y de Tonino, "que aunque tiene un papel corto resulta fundamental y comienza siendo el narrador de la historia", añadió el autor.

Todo esto se conjuga con una escenografía de olas y un vestuario lleno de color para escenificar la alegoría del amor. Por su parte, la dirección musical del espectáculo corre a cargo de Montserrat Font. Hasta 35 músicos intervienen en directo en esta producción. Marco Moncloa canta la canción más famosa del espectáculo: "Me gustan todas".

Víllora, que con éste lleva ya su sexto espectáculo este año, dijo estar preparando otros dos más de teatro para el año que viene. También está escribiendo un libro sobre teatro frívolo que saldrá en marzo del año que viene.