Los obreros se topan con una calzada romana al remodelar una avenida de Sagunto

María Martínez | Sagunto www.lasprovincias.es 21/11/2006

La conversión de la N-340 en un bulevar permite desenterrar una balsa, una columna y restos de cerámica africana.

Un mes después del inicio de las obras de remodelación de la avenida País Valencià de Sagunto, la empresa encargada de estas labores, Alser, ha hallado una calzada romana, así como una balsa y una columna y como restos de cerámica africana. Estos descubrimientos, según el gerente de la entidad, no retrasarán los trabajos.

Las labores de remodelación de la avenida País Valencià de Sagunto se han topado con la historia de la capital del Camp de Morvedre. Y es que tan solo un mes después del comienzo de estos trabajos, la empresa promotora, Alser, ya ha hallado varios restos arqueológicos, entre ellos parte de una calzada romana. Además, el pasado viernes por la tarde los trabajadores encontraron, a la altura de la estación de Renfe, parte de un impluvium. Se trata de un conjunto de balsas ubicado en el centro de las casas cuya función original era recoger el agua de lluvia que el tejado canalizaba.

Los operarios también encontraron parte de una columna romana que, según el arqueólogo de la obra, Juan Carlos Carrera, quien trabaja conjuntamente con la experta Irma Asón, pertenecería al patio de la casa donde se localizó el impluvium.

Siglos I a III
Respecto a la datación de estos elementos arqueológicos, Carrera explicó que aún es pronto para concretarla, ya que las piezas todavía no se han limpiado ni estudiado. No obstante, el experto comentó que la cronología aproximada sería desde el siglo I al III después de Cristo.

Pero esto no fue todo, ya que en este espacio también aparecieron restos de cerámica africana que, probablemente, procedían de las tejas que llevaban las aguas pluviales hasta las balsas romanas. Estas piezas, según Carrera, podrían datar desde el año 80 después de Cristo hasta el siglo IV, período en el que se exportaba esta clase de cerámica a los pueblos romanos.

Los hallazgos en este tramo de las obras no ha sorprendido al equipo de arqueólogos. “Ya apuntamos que esta zona iba a ser la más conflictiva”, afirmó.

Sin embargo, los vestigios hallados en la zona más al norte de la avenida y más lejana del castillo sí que han asombrado a los expertos. “Este descubrimiento nos ha llamado la atención porque no nos lo esperábamos, aunque sí que es verdad que hacía más de 40 años que no se excavaba tanto esta zona”, argumentó Carrera.

En este lugar se ha encontrado parte de lo que antaño era una pavimentación romana, que muestra un alargamiento del núcleo urbano hasta las afueras de la ciudad.

Informe a la Generalitat
Ahora, los arqueólogos deberán trabajar duro en el estudio de estos elementos arquitectónicos para remitir después a la Conselleria de Cultura el informe de estos vestigios. El ente autonómico decidirá si se continúa con la investigación o si se tapan los restos con un gel textil y arenas para su conservación, y así seguir con los trabajos.

Por su parte, el gerente de Alser, Julián Castellblanque, aseguró a LAS PROVINCIAS que el descubrimiento de estos restos no van a afectar los plazos de remodelación de la avenida. “Si nos retrasamos, intentaremos recuperar el tiempo al final si podemos”, destacó.

Así pues, el gerente de esta entidad subrayó la “buena marcha de las obras”. Las actuaciones se anunciaron con un tiempo de ejecución de siete meses, para finalizarlas durante el mes de abril y mayo. Las mismas consisten en convertir en bulevar la antigua N-340.

Archivado en: