Aparecen junto a la Catedral restos del pavimento de una calle romana y medieval

A. D., C. M. | León | www.elmundo-lacronica.com 02/12/2006

El subsuelo de León sigue arrojando sorpresas arqueológicas. En las obras de reurbanización que se están ejecutando en la calle Cardenal Landázuri, junto a la Catedral, se han descubierto restos de la pavimentación de una calle medieval y romana.

La cata arqueológica realizada con motivo de las obras ha desvelado que bajo la actual calle se esconden pavimentos de épocas anteriores. En los trabajos que ayer desarrollaban los operarios bajo la supervisión de los expertos se constataban las distintas capas.

Pero no ha sido la única sorpresa que ha dado la cata. También ha dejado a la vista la cimentación del claustro de la Catedral, realizado con canto rodado. Esta cimentación ha entusiasmado a los expertos por la excelente conservación que presenta así como por la técnica que desvela.

En las obras de Cardenal Landázuri se ha realizado cuatro catas arqueológicas y la pavimentación de diferentes épocas ha sido el hallazgo más importante que han desvelado.

En los próximos días los responsables de Patrimonio de la Junta analizarán los restos para datarlos y después, previsiblemente, se tapen con tierra para preservarlos puesto que dejarlos a la vista resultará imposible, según los expertos.

De forma paralela a las obras que se están desarrollando en las inmediaciones de la Catedral ayer prosiguieron las tareas para revisar el estado de algunos elementos que podrían estar en peligro o derrumbarse, como ya ocurrió el pasado sábado con una gárgola de la fachada sur.

La caída de ese elemento ha provocado la reacción inmediata de la Junta, que a través del delegado en León, Eduardo Fernández, ha prometido ayuda económica. Desde el Cabildo, su administrador y secretario de la comisión de seguimiento del plan director de la Catedral, Mario González, pide que esas ayudas lleguen de forma inmediata porque no sólo servirá para restaurar las gárgolas sino otros elementos en peligro. No obstante, la Junta ha mostrado su disposición a intervenir en la reparación de la Catedral a través de los medios pero aún no ha comunicado su compromiso a ningún responsable del Cabildo.

En los últimos años la Catedral ha perdido unas seis gárgolas cuyos restos se guardan en la Catedral para realizar réplicas y para restaurarlas.

El proyecto que baraja el Cabildo es instalar en los lugares donde se han derrumbado las gárgolas unas réplicas exactas y las caídas restaurarlas para exponerlas en el Museo de la Catedral.

Respecto a la gárgola que se derrumbó el pasado miércoles Mario González asegura que el primero paso a dar será instalar un andamiaje para instalar un desagüe en el lugar y así evitar que las próximas lluvias afecten a la piedra de la pared y dañen el arbotante.

En los últimos meses el Estado ha financiado la restauración de cuatro arbotantes de la Catedral de León con cargo al presupuesto del 1% cultural.

Archivado en: