El Corte Inglés ofrece platos púnico-romanos durante las fiestas

Cartagena www.la-verdad.com 12/09/2005

Atellius es el primer agricultor cartagenero del que se tienen noticias gracias a una lápida epigráfica de época romana que se conserva en el Museo Arqueológico Municipal. En ella se le ve con su arado romano tirado por una yunta de bueyes trabajando en algún bancal del Ager (campo) de Carthagonova. Y en la figura de Atellius, que fue el primer cartagenero que proporcionó verduras, hortalizas, frutas y cereales a la ciudad, se halla también el espíritu de las II Jornadas de la Gastronomía Romano-carthaginesa que El Corte Inglés de Cartagena celebra desde ayer y hasta el próximo día 24 en su restaurante.

MENÚ DE ÉPOCA
En la mesa: Olivas negras aliñadas con hierbas del Campo de Cartagena, garum en pasta para untar, garum líquido para aliñar y pan de piceno crujiente del horno de Eros.

Gustatio (Entradas): Hígado de ganso con pimientas de tres colores, puré de verduras del huerto de Atellius y frutos secos; ostras y cardos cocinados con picadillo de verduras y aromatizados con cardamono y almendras; ligustico (huevos revueltos con setas, espinacas, piñones, perejil, menta, ajetes y cebolla).

Prima Mensa (Platos Principales): Habas fritas al comino; oriza sativa (alcachofas rebozadas con harina de arroz, orégano, ajo y moluscos); sarda delamis (relleno de atún fresco, con clavo, comino y eneldo); cabrito de Tarpeyo, confitado con dátiles y brécol de aroma de albahaca.

Secunda Mensa (Los postres): Pastel de Eros (pan de leche con perlas de sandía y crema de caramelo). Vino de pasas con higos secos, ciruelas y dátiles.

Precio: 35 euros.

El equipo de cocina que lidera Nacho Cámara ha conseguido recrear platos que hace más de dos mil años pudieron servirse en los hogares de la Cartagena púnica y romana. Para ello ha contado con el asesoramiento del profesor y arqueólogo Javier García del Toro, que ha asesorado a los cocineros sobre los productos que se producían en los campos y montes de Cartagena hace dos milenios. De esa colaboración entre un historiador y un equipo de cocina salen platos tan sugerentes como el garum (tanto en pasta para untar como líquido para aliñar), el hígado de ganso con pimientas de tres colores sobre un puré de verduras del huerto de Atellius y frutos secos; o el cabrito de Tarpeyo, confitado con dátiles y brécol en aroma de albahaca.

Cerámica de calidad

Los postres no son menos sabrosos y destaca una creación llamada pastel de Eros, nombre de un panadero-pastelero de la Cartagena romana cuya existencia también está documentada: pan de leche con perlas de sandía y crema de caramelo.

Una de las grandes sorpresas que encontrarán los comensales es que El Corte Inglés regala por cada dos personas un detalle de época. Se trata de un estuche con una lucerna y un ungüentario, réplicas de gran calidad de cerámicas romanas, que han sido realizadas por la casa Bellón, de Totana.

La presentación de las jornadas gastronómicas dedicadas a la cocina cartagenera en la antigüedad se celebró ayer en la sexta planta de El Corte Inglés (convertida casi en un museo romano) con la asistencia de su director, Antonio Gil Ortiz, el presidente de la Federación de Tropas y Legiones de Carthagineses y Romanos, Luis Suárez; y del profesor García del Toro, entre otros invitados.

Archivado en: