El 30 de enero se abre al público la casa de Nerón en Roma, permitiéndose por primera vez ver su Bóveda Dorada

Roma | EUROPA PRESS 19/12/2006

El vicepresidente del Gobierno italiano, Francesco Rutelli junto al alcalde de Roma, Walter Veltroni, visitaron esta mañana los restos arqueológicos de la 'Domus Aurea', la casa de Nerón situada junto al Coliseo romano, que después de permanecer cerrada desde diciembre de 2005 abrirá sus puertas al público el próximo 30 de enero. La gran novedad será que, por primera vez, se podrá contemplar la Bóveda Dorada de la sala central que hasta el momento no se podía visitar.

La 'Domus Aurea', que significa 'la Casa Dorada', se abrió al público en 1999 y tuvo que cerrarse de nuevo en 2005, por motivos de conservación del monumento y por seguridad. El monumento conserva todavía intactos los frescos de la época en los muros, gracias a haber sido sepultado por las termas de Trajano que fueron construidas sobre estos restos.

El edificio se hundía por la humedad y el Ministerio de Bienes Culturales no podía garantizar la seguridad de los visitantes. El entonces ministro Rocco Buttiglione decidió cerrar al público la residencia de Nerón y pidió como presupuesto al Estado para la rehabilitación del monumento cinco millones de euros.

La humedad por las filtraciones de las construcciones de las mismas termas estaban deteriorando en pocos meses el monumento conservado durante tantos siglos. Los trabajos de recuperación han descubierto un pasaje desde la Domus en dirección al Palatino, pero que actualmente sólo han podido abrir hasta el Coliseo, construido por el emperador Flavio después de la muerte de Nerón.

Después del incendio de Roma en el año 64, Nerón decidió construir en el centro de la ciudad una villa romana con las dimensiones gigantescas de un palacio real helenístico. Severo y Céler fueron los arquitectos de la 'Domus Aurea'. Después de la muerte de Nerón se destruyó el complejo y hoy se conserva la parte que fue sepultada por las termas de Trajano y descubiertas por casualidad en el siglo XV.

Lo que queda es un pabellón de 300 metros de largo por 190 de fondo, al que se superponen los restos de las mismas termas. El elemento característico de la construcción es la llamada Bóveda Dorada en la gran sala octogonal central. Se trata de una bóveda ochavada donde se abre un óculo precursor del de la cúpula del Panteón.

En estas salas, convertidas en grutas ('grotte' en italiano), con el paso del tiempo, los artistas del Renacimiento encontraron su inspiración copiando la decoración que, por su lugar de origen, se llamó 'grotesca'. A este tipo de decoración de tipo fantasioso el término derivó hacia el actual adjetivo 'grotesco'.

La Domus no es el único monumento romano que ha padecido un acelerado deterioro en los últimos años. En 2005 se notificaron derrumbamientos en el Palatino y en las Termas de Caracalla.

ENLACES:
http://es.wikipedia.org/wiki/Domus_Aurea
http://www.archeorm.arti.beniculturali.it/sar2000/domus/Domus_aurea.asp
http://wings.buffalo.edu/AandL/Maecenas/rome/domus_aurea/thumbnails_contents.html

Archivado en: