La Junta garantiza la conservación de los restos del muro romano de la Plaza de las Monjas

Huelva | EUROPA PRESS 11/02/2007

La Junta de Andalucía garantizó la preservación del patrimonio y la conservación de los restos arqueológicos de un edificio romano del siglo I d.C. hallados en el transcurso de las obras que se llevan a cabo en la Plaza de las Monjas, sobre los que la Asociación Profesional de Arqueólogos de la Provincia de Huelva (Apaphu) consideró hoy que "están en peligro".

El delegado de Cultura de la Junta en Huelva, Juan José Oña, aseguró que, desde el pasado 21 de diciembre en que aparecieron estos restos, "los técnicos de Cultura están haciendo un seguimiento de las actuaciones que se están llevando a cabo por parte del promotor de la obra y del Ayuntamiento, que se están ejecutando de mutuo acuerdo porque el interés común es preservar el patrimonio".

En este sentido, aseguró que "se garantizará que las canalizaciones previstas se amplíen si es necesario para que no afecten a estos restos, algo que determinarán las investigaciones y excavaciones que se están llevando a cabo en la zona".

Oña apuntó que, según los primeros estudios sobre los restos hallados, se plantea que este edificio es romano y podría datar del siglo i d.C., si bien, "aunque no se puede hablar aún de la naturaleza del mismo, parece que es el de mayores dimensiones de los hallados hasta ahora en la ciudad".

La excavación finalizará esta semana

La excavación arqueológica del edificio romano finalizará esta semana, según informaron fuentes de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Las mismas fuentes precisaron que este edificio fue hallado hace más de un mes, momento en el cual se procedió a acotar y preservar los restos, al tiempo que se remitió a la Delegación de Cultura de la Junta en Huelva --competente de la preservación del patrimonio histórico-- el proyecto de estudio de excavación arqueológica, que fue aprobado y finalizará esta semana.

En este sentido, añadieron que los resultados de este estudio se remitirán a Cultura, que marcará los criterios de conservación de los restos, en función de su importancia, y que el Ayuntamiento llevará a cabo. Mientras tanto, los restos permanecen "perfectamente acotados y preservados".

Las mismas fuentes señalaron que, en el caso de que se determine que estos restos son importantes, el Ayuntamiento "será el primer interesado en, con el cerramiento o procedimiento que se estime desde la Junta, preservarlo, como ha demostrados con otros valores culturales hallados en la ciudad, como el centro de interpretación arqueológica del Cabezo de La Almagra, con las excavaciones que se realizan en la zona del Seminario o con la puesta en valor de los restos hallados en el antiguo Colegio Francés".

De la misma forma, apuntaron que las obras que se llevan a cabo en la Plaza de las Monjas "ni se han paralizado ni lo harán", estando prevista su finalización para la próxima primavera, si bien señalaron que se procederá al cerramiento vegetal, de acristalamiento o normal, en el caso de que Cultura así lo estime.

Urbanismo rechaza así que los restos de este edificio romano estén "en peligro" tal y como advirtió hoy la Asociación Profesional de Arqueólogos de la Provincia de Huelva (Apaphu), que apuntó que en el proyecto de obras que se está ejecutando en esta zona del centro de la ciudad "está prevista la instalación de una conducción eléctrica sobre el edificio, que afectará a la integridad del mismo".

Por ello, la Apaphu exigía la "modificación inmediata del proyecto de obras, de forma que su ejecución no afecte a estos restos arqueológicos emblemáticos para la ciudad", para los que solicitó a las administraciones competentes "su correcto tratamiento mediante su integración en un espacio público de primer orden, como es la Plaza de las Monjas".

Archivado en: