Hallan en Sagunt otra calzada romana en la reforma de la antigua travesía de la N-340

Mónica Arribas, Sagunt www.levante-emv.com 6/03/2007

Las losas, similares a las que se conservarán en La Morería, serán cubiertas tras su estudio.

Las obras para reubanizar la antigua travesía de la N-340 en Sagunt han sacado a la luz los restos de la segunda calzada romana que aparece en la ciudad en los últimos años y presenta un buen estado de conservación.

En un tramo de casi 15 metros de longitud que llega a los dos de ancho, se aprecian enormes losas de caliza dolomítica cuyo aspecto recuerda inevitablemente a las encontradas hace casi un lustro en el solar de la plaza de la Morería.

Sin embargo, el arqueólogo que realiza el seguimiento de los trabajos, Juan Carlos Carrera, era reacio a relacionar los dos hallazgos e incluso a atribuir éste último a la famosa la Vía Augusta. «Lo que ha aparecido ahora es el pavimento de una calle de época romana que sin duda tenía importancia y soportó mucho tráfico, pues incluso conserva la huella de un carro. Yo, los restos de la Morería no los ví de cerca y no puedo opinar. También es pronto para decir que esto puede ser la Vía Augusta. Aunque se cree que pasaba por esta zona de la ciudad, me inclino porque hemos encontrado simplemente una calle», decía.

Como ya ocurrido con otros vestigios encontrados durante estas obras, por ahora, no se contempla la posibilidad de ponerlos en valor «in situ» y hacer un museo, como se hará en la planta baja del edificio de La Morería.

El concejal de Patrimonio Histórico, Manuel Civera, era claro en este sentido: «Es una verdadera lástima que nos haya salido esto debajo de la carretera, en un lugar donde no se puede hacer nada para ponerlo en valor, pues queda justo debajo de donde pasarán los coches y no tenemos margen de actuación».

Desde la Conselleria de Cultura, la primera valoración al conocer lo ocurrido es que las obras de reurbanización podrán continuar según lo previsto, después de documentar el hallazgo. Además, no veían problemas en que las losas se puedan desmontar para colocar debajo una tubería, siempre que luego se dejen en su lugar original y se protejan con mallas de geotextil y arenas. Así lo han explicado a Levante-EMV responsables de la reurbanización que realiza la empresa Alser SL, si bien se espera que los técnicos de Patrimonio visiten el lugar en breve para pronunciarse.

Archivado en: