El estudio de Lusitania atrae inversiones de más de dos millones en los últimos años

Celia Herrera | Mérida www.hoy.es 06/04/2007

El Museo Romano de Mérida se convierte en el referente investigador internacional sobre el tema Investigadores de todo el mundo trabajan desde hace más de 20 años en conocer la provincia romana

El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida se ha convertido, con el paso de los años, en el principal centro de referencia de los estudios de la Lusitania, al que acuden investigadores de todo el mundo para utilizar su amplio archivo o rebuscar en su almacén, donde siempre encuentran algún inesperado hallazgo.

Los estudios sobre la Lusitania, que también abarca gran parte del territorio portugués, se llevan desarrollando desde hace más de 20 años, aunque en los últimos tiempos ha contado con el apoyo del programa nacional de I+D 'Augusta Emerita: Territorios, Espacios, Imágenes y Gentes en Lusitania Romana', del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Este programa de investigación nació con el objetivo de analizar desde varias vertientes el papel que la capital de la Lusitania había jugado desde sus orígenes hasta la plena romanización dentro de su marco territorial de influencia, pero tratando de dar una visión del conjunto.

Aunque el programa de I+D terminaba teóricamente a finales de este año, posteriormente se incluyó dentro del mismo otro proyecto de investigación sobre los Foros de la Lusitania, que no concluye hasta el 2008.

Como explica Trinidad Nogales, investigadora principal del programa, el objetivo es ir sumando nuevos proyectos relacionados con el fin de seguir captando fondos y ayudas, dado que en España es muy difícil conseguir la aprobación de un macroproyecto con financiación garantizada para varios años.

Red internacional
En el programa participan investigadores de Francia, Canadá, Alemania, Portugal y España, que han creado una red científica de intercambios que supera ya la conexión habitual entre las instituciones públicas.

Trinidad Nogales destaca que las relaciones de amistad que se han llegado a fraguar a lo largo del tiempo entre los investigadores participantes en el programa han permitido suplir «con buena voluntad» muchas carencias y falta de medios que se sufren en los distintos centros de investigación, en unos países más que en otros, reconoce la conservadora del Museo Nacional de Arte Romano.

En total, y según estimaciones de Trinidad Nogales, el interés por la Lusitania ha atraído inversiones superiores a los dos millones de euros en los últimos años, que se han destinado a la publicación de trabajos de investigación, la organización de exposiciones, congresos, conferencias y trabajos conjuntos llevados a cabo entre investigadores de varios países.

«Muy poco para los resultados obtenidos», defiende la investigadora principal del programa, que subraya la realización de seis tesis doctorales, importantes exposiciones, congresos, coloquios internacionales, conferencias y un sinfín de actividades que no hubieran podido realizarse sin la participación de muchas instituciones que se han ido adhiriendo con el tiempo.

De hecho, muchas de las actividades que se han llevado a cabo han sido posibles gracias al patronazgo de instituciones públicas ajenas en principio al programa de Lusitania, como el Gabinete de Iniciativas Transfronterizas, que ha colaborado en la publicación de varios libros, y también de empresas privadas extremeñas, como Grabasa y Vaysaca, por citar a algunas, que se van implicando en el patrocinio de este tipo de investigaciones, comenta con satisfacción Nogales.

Así se han podido financiar, entre otras cosas, los sucesivos volúmenes de la serie 'Estudia Lusitana', que recoge estudios conjuntos sobre diversos aspectos de la citada provincia romana, como el que se dedicó a las termas y balnearios romanos de la Lusitania, o el que ya está en la imprenta y que versará sobre la escultura romana en Portugal, sin olvidar que muchas de las piezas aparecieron en villas situadas en la zona de influencia de Mérida.

El tercer volumen, que ya se está preparando, se dedicará a las villas romanas del Algarve.

Múltiples aspectos
El apoyo de empresas e instituciones también está permitiendo la celebración y publicación de las actas de las sucesivas mesas redondas sobre la Lusitania Romana que abordan aspectos tan interesantes como la sociedad romana, las comunicaciones y los orígenes de la Lusitania, un tema sobre el que se está incidiendo ahora desde el Museo Romano, y que quiere conocer cómo fueron los primeros momentos de la colonia, desde que los veteranos fundaron la ciudad hasta que Augusta Emerita se convirtió en la capital de la provincia lusitana.

«Estamos muy abiertos a la participación de organismos y empresas que quieran ayudarnos en estos proyectos, y así vamos consiguiendo pequeños objetivos. Lo ideal sería que tuviéramos más apoyo institucional, pero también entendemos que somos muchos los que pedimos», señala Nogales.

Archivado en: