Los restos de los seis pecios hallados en Escombreras se expondrán en el Museo de Arqueología Marítima de Cartagena

Cartagena (Murcia) | EUROPA PRESS 02/06/2007

Los restos de los seis pecios que naufragaron en las costas murcianas entre el año 150 antes de Cristo y el siglo XII y que fueron hallados en la Isla de Escombreras (Cartagena), se expondrán en el Museo Nacional de Arqueología Marítima y Centro Nacional de Investigaciones Arqueológicas Submarinas de Cartagena, según informaron fuentes de la secretaría General de la Presidencia y Relaciones Externas en nota de prensa.

En este sentido, los materiales, que fueron rescatados en las excavaciones realizadas entre los años 1997 y 2002 en la Dársena de Escombreras, serán mostrados al público en el Museo de Arqueología Marítima de Cartagena, que permanece cerrado por obras de renovación y que prevé reabrir sus puertas en el plazo de un año. Mientras, los materiales se depositarán en el Museo Arqueológico de Murcia, donde permanecerán hasta su completo traslado, según el comunicado.

Esta exposición fue acordada por el consejero de Educación y Cultura, Juan Ramón Medina, en representación de la Comunidad Autónoma de la Región y el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Julián Martínez, en representación del Ministerio de Cultura.

Al respecto, la decisión de trasladar los restos submarinos fue asumida, según la nota, 'por la especialidad temática de esta institución, de titularidad estatal adscrita al Ministerio de Cultura y gestionada por la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, así como su proximidad territorial al yacimiento marítimo, junto al cumplimiento de todos los requisitos que permitan una adecuada conservación de los materiales'.

Por su parte, los materiales pertenecen a seis embarcaciones 'antiguas, mayoritariamente romanas, que naufragaron en las costas de Cartagena entre el año 150 antes de Cristo y el siglo XII', y cuyo cargamento 'permite evaluar la evolución histórica del comercio marítimo en uno de los puertos más importantes de Europa, Carthago Nova', según el comunicado.

Así pues, la embarcación 'más antigua', llamada por los arqueólogos 'Escombreras 1', naufragó en el año 150 antes de Cristo, tratándose de un mercante de tamaño medio cargado con vino, cerámicas de Campania, vajillas y cerámicas de cocina.

Igualmente, otro barco llamado 'Escombreras 2' se encargaba de la redistribución de mercancías que salía del puerto con un cargamento de productos itálicos como vinos, aceite, vajillas, lucernas así como lingotes de plomo de las minas de Carthago Nova.

Además, en el siglo I naufragaron las naves Escombreras 3 y 4, que transportaban cargamentos de vino así como salazones y aceite, mientras que las dos últimas embarcaciones halladas en la costa cartagenera datan de los siglos V-VI y XII y en ellas se transportaban ánforas, cerámicas y vajillas de diversa procedencia.

Archivado en: