Un desafío alejandrino. Copian íntegramente el mosaico más famoso del mundo


mosaico de AlejandroItalia www.muyinteresante.es 01/10/2005

Los colores empleados son blanco, amarillo, rojo y negro, todos ellos en varios matices siguiendo el estilo helenístico.

En un taller de Rávena, en Italia, siete artistas trabajan en la copia de un mosaico atribuido al heleno Sosos de Pérgamo. La obra representa la batalla que mantuvo Alejandro Magno con el rey persa Darío III en la llanura de Isos, en el noroeste de Siria, en 333 a. de C. El triunfo de Alejandro sería definitivo, pues aseguraba el poder de la Grecia antigua sobre Asia Menor.

El mosaico original, realizado un siglo después de la epopeya, es la copia fiel de una pintura de la época de la batalla, obra de Filoxenos de Eretria. Fue encontrado en bastante buen estado en 1831, entre las ruinas de la ciudad de Pompeya y actualmente se conserva en el Museo Arqueológico de Nápoles. Los artistas del CISIM, el centro de estudios especializado en mosaicos en el que se halla el taller, han utilizado una fotografía tamaño natural del original para realizar la copia. El nuevo mosaico, cuya confección les ha llevado dos años, es una verdadera obra de arte y está previsto que se exhiba en Pompeya, en el mismo lugar en el que se encontró el original. Mide 3 m de alto por 6 de largo y se han necesitado 4 millones de teselas, pequeñas piezas cúbicas de piedra de origen calcáreo, para confeccionarlo. Cada día de trabajo implicaba rellenar entre 7 y 10 cm², aunque la cara de los personajes, en la que el manejo de los colores es fundamental para conseguir la expresión, podía llevarles 3 días. El mosaico refleja uno de los momentos críticos de la batalla, cuando Alejandro al frente de la falange macedonia alcanza a los sorprendidos jinetes persas.

ENLACES: Puedes ver las distintas fases del proceso de reproducción del mosaico en  http://www.muyinteresante.es/intro_observa.htm

Archivado en: