El Ayuntamiento estudia aplazar la restauración del puente romano

Enrique G. Souto | Lugo www.lavozdegalicia.es 11/07/2007

Cruce de críticas entre socialistas y nacionalistas por los retrasos en proyectos de Fomento.
Teme los perjuicios que ocasionaría su cierre temporal sin que haya otra alternativa en la zona.

En política impera el principio de acción-reacción. Los socialistas lucenses pusieron ayer la venda antes de recibir la pedrada del Bloque en el tejado del Gobierno. Acción: el Bloque anuncia que el diputado Francisco Rodríguez visitará varias obras de Fomento en Lugo. Reacción: el gobierno local, por boca de José Piñeiro, destaca que nunca como ahora hubo tanta inversión estatal en el municipio de la capital y detalla el estado y previsiones de las obras que financia Fomento. Y aprovecha la coyuntura para anunciar que el gobierno local «estudia» aplazar las obras en el puente romano hasta que haya una alternativa de paso sobre el río, lo que puede interpretarse que tales mejoras habrán de esperar hasta que sea construido el nuevo puente.

La ejecución de las obras previstas en el puente romano de San Lázaro supondrían -al menos así lo indicaron en algún momento medios municipales- cortarlo al tráfico rodado durante algo menos de un mes. Una medida de este tipo, en las actuales circunstancias, provocaría serios perjuicios a numerosos lucenses. Por eso, los responsables municipales -indicó Piñeiro- estudian dejar en suspenso tales trabajos hasta que haya otra alternativa para cruzar el Miño en esta zona.

Piñeiro aseguró que en el municipio lucense se desarrollan, financiadas por el Estado, obras por importe de 300 millones. El concejal afirmó que el Ayuntamiento elaboró un informe el pasado lunes sobre el estado de ejecución de los proyectos. Del nuevo puente sobre el Miño, afirmó que Medio Ambiente aún no decidió si es necesario efectuar evaluación de impacto ambiental.

El edil recordó que el desdoblamiento de la N-VI entre Nadela y A Tolda está pendiente de la aprobación de un proyecto modificado, en cuanto al cambio de trazado en algún punto, más pasos subterráneos de los previstos, vías de servicio, etcétera.

Piñeiro afirmó que están a punto de comenzar las obras de instalación de alumbrado público en la N-VI, entre Garabolos y A Tolda, con un presupuesto de 900.000 euros.

La inacabada mejora del cruce de la N-VI con el acceso al polígono de O Ceao está pendiente de la aprobación de un proyecto reformado para dotar de mediana y una rotonda a la avenida Benigno Rivera, y para la instalación de una pasarela peatonal con ascensores en la N-VI.

El edil confirmó que Fomento licitará en este año las obras de la avenida de Madrid, y también indicó en qué momento se encuentra la ejecución de otros proyectos del Ministerio de Fomento.

En relación con la visita del diputado nacionalista Francisco Rodríguez, Piñeiro manifestó: «Os do BNG poden vir a inspeccionar cando queiran, pero iso é un pouco prepotente». Añadió: «Mentres o goberno local xestiona, outros dedícanse a inspeccionar obras; o importante é a xestión e non ten ningunha valía que veñan outros a criticar e poñer obstáculos».

Archivado en: