El Festival de Mérida alcanza su ecuador con la versión más humana y salvaje de "Electra"

Mérida | EFE 01/08/2007

El LIII Festival de Teatro Clásico de Mérida alcanzará este fin de semana su ecuador con el espectáculo multimedia "Electra", que aprovechará el entorno del río Guadiana para ofrecer la versión más humana del mito clásico y presentar una mujer salvaje, herida y ejecutora de una danza descarnada próxima a ritos tribales.

La historia transcurrirá en el denominado Molino de Pancaliente, situado en la margen derecha del río Guadiana, un escenario novedoso que albergará una propuesta audiovisual y multimedia, explicó hoy el director del festival, Francisco Carrillo, en la rueda de prensa de presentación de la obra.

La cita tendrá lugar del 3 al 5 de agosto a las 23:00 horas en el ensanche del río, también conocido popularmente como "Guadianilla", con entradas libre.

La Liga de la Ciencia Pagana, integrada por el compositor extremeño José Rades y el bajista Leandro Alonso, promueve esta versión de Eurípedes en un proyecto multidisciplinar y multimedia con música que ellos mismos han compuesto.

Los creadores califican la propuesta como "concierto rock", en el que la música y la imagen abarcan varios estilos artísticos desde el punk, la poesía simbolista o el rock hasta la música electrónica o la danza contemporánea.

Así, la danza, el teatro de mimo, la música y la naturaleza servirán a Electra (Elena Lucas) y Orestes (Juan Luis Leonisio) para vengar la muerte de su padre con un matricidio que durará 62 minutos y se estructura en cinco partes: "En la orilla del a laguna", "Las furias (I)", "La venganza", "El remordimiento" y "Las furias (II)"

Rades, en calidad de director escénico de la obra, explicó que el emplazamiento será un elemento más de la obra, en el que el muro del molino servirá de proyector de imágenes audiovisuales, que provocará en el público una sensación de "desasosiego".

La presencia en el canal de las tres furias (Javier de Torres, Tano Andrades y Amparo Vinagre), que juzgarán a los hermanos y jugarán con sus cabezas decapitadas, reforzará el escenario de penumbras.

El drama de Electra nadará así en un mundo fronterizo con el reino de los muertos y las divinidades infernales, mundo en el que también podrá participar el propio público junto a las furias, juzgando a los dos hermanos, explicó Rades.

Según dijo, la Liga de la Ciencia Pagana eligió la Electra de Eurípides por ser la versión más humana de todas las que se han hecho, que intenta explicar qué pasa por las cabezas de los dos hermanos cuando deciden matar a su madre.

El espectáculo ha sido patrocinado por el Gabinete de Iniciativa Joven (GIJ) de Extremadura "por ser una propuesta singular y diferente, hecha por extremeños", resaltó su gerente, Juan Pastor.

Con este apoyo al teatro de calle, este organismo de la Junta de Extremadura pretende transmitir a los jóvenes "que de la ficción se puede hacer la profesión", señaló Pastor, quien elogió el trabajo de los artistas extremeños que "no sólo están a nivel regional, sino nacional".

"Electra" se sumará a la amplia oferta cultural que ofrecerá el Festival de Teatro Clásico este fin de semana en Mérida, con representaciones simultáneas, a partir de las once de la noche, en el Teatro Romano, la Alcazaba y el Molino de Pancaliente.

En el Teatro Romano continuarán las representaciones de "Los persas", de Calixto Bieito y con Natalia Dicenta, y en la Alcanzaba estará el espectáculo de flamenco contemporáneo "Cuando uno quiere y el otro no".