Centenar de piezas prerromanas rememora las costumbres y forma vida del pueblo vacceo

Padilla de Duero (Valladolid) | EFE 21/09/2007

La exposición "En los extremos de la región vaccea" recoge más de cien objetos encontrados en las excavaciones arqueológicas del yacimiento de Pintia, en la provincia de Valladolid, en la que se muestran las costumbres y el modo de vida de este pueblo prerromano.

La muestra, inaugurada hoy y ubicada en las antiguas escuelas de la localidad vallisoletana de Padilla de Duero, presenta elementos usados por los vacceos hace más de 2.000 años.

Uno de los comisarios de la exposición y catedrático de Prehistoria de la Universidad de Valladolid, Carlos Romero, explicó que la exposición incluye tumbas que han aparecido en el yacimiento, y piezas relacionadas con los procesos de alimentación. También exhibe aperos utilizados en las tareas agrícolas y de la artesanía vaccea, donde "no sólo se aprecia la riqueza de producción alfarera si no también su diseño".

Mientras los yacimientos se encuentran "integrados pero independientes", la muestra pretende recoger "los hallazgos de la zona como un todo", aseguró Romero. Entre los vestigios, se encuentran varias tumbas, entre las que destaca la de un niño de 3 años en la que se puede observar una cajita y dos sonajeros, muestra de la alta alcurnia de la familia a la que se pertenecía y que son "unas piezas únicas", según el comisario de la exposición.

Asimismo, se pueden observar una habitación denominada "Estancia del Banquete", por los elementos que la configuran en los que se da cuenta del "poder político, económico y social de sus habitantes", explicó Romero. "Otro testimonio: otra de las habitaciones donde se ve la maquinaria con la que tejían las mujeres, normalmente ociosas y de la alta sociedad", agregó.

El diseño de la muestra ha sido realizado por el profesor de Arquitectura de la Universidad de Valladolid Ignacio Represa, quien destacó que se ha tratado de "dar, no sólo a conocer el hallazgo arqueológico, sino también el ambiente de taller, de investigación y de estudio". "Hemos querido ofrecer una visión diferente, una visión de mesa de trabajo", por eso, "algunos elementos no están del todo restaurados", explicó Represa.

El director del Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg, Carlos Sanz, aseguró que el trabajo realizado desde 2003 a 2006 y que presenta la muestra "desvela las historias que dormitan en las tierras de Quintana, de Padilla y de otros lugares de la antigua ciudad de Pintia", lo que permite, a su juicio, recuperarlas y reconstruirlas.

Por su parte, el gerente comercial de Caja España, Javier Palmero, señaló que el estudio del pueblo vacceo, "influyente antepasado de los vallisoletanos de hoy", es "fundamental para entender la historia de Valladolid y del resto de Castilla y León".

La exposición es fruto de la colaboración de Caja España y la Universidad de Valladolid con el Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg. Desde su fundación, en 2001, el Centro ha firmado más de cien convenios de colaboración que supera el importe total del millón de euros, ha generado 42 becas, 34 contratos y ha formado a través de sus campos de trabajo a cientos de estudiantes.

Archivado en: