Una biografía sobre Herodes el Grande desmiente la Matanza de los Inocentes

Pilar R. Veiga | Madrid | EFE 25/12/2007

El escritor y especialista en Cristianismo primitivo Antonio Piñero ha retratado en su libro "Herodes el Grande" al rey que ha pasado a la historia por ordenar la Matanza de los Inocentes, un suceso que el autor sostiene que nunca ocurrió, a pesar de la fama de bárbaro de este monarca.

Piñero (Chipiona, 1941), tan estudioso de aquella época que dice llevar "35 años viviendo en el siglo I", considera ambos hechos como "leyendas urbanas cristianas".

Herodes el Grande fue declarado rey de Israel por los romanos en el 37 a.C. y reinó treinta y tres años, hasta el 4 a.C. Durante su mandato, según demuestra Piñero en este libro de Ediciones Esquilo, nunca se produjeron ni el asesinato de los menores de dos años nacidos en Belén, ni la llegada de los Reyes Magos de Oriente.

Catedrático de Filología Griega por la Universidad Complutense de Madrid, Piñero inicia su novela cuando Herodes tiene 25 años, y pasea por sus páginas a personajes tan conocidos como Cleopatra y Marco Antonio o a una corte llena de "traición, sexo y violencia".

El escritor recorre la vida de Herodes con la voz de un historiador romano de ascendencia judía al que "el lector culto" pondrá el nombre de Flavio Josefo, revela Piñero. También ha utilizado como fuentes al filósofo Nicolás de Damasco, consejero de Herodes, y las Memorias de Herodes, texto desaparecido pero recuperable en algunas citas.

"En la imaginación de Occidente ha primado que Herodes era un salvaje, y ahora se descubre que no", ya que para Piñero su vida fue "grandiosa y trágica". Sin embargo, la mala fama de Herodes no es gratuita. Mató a tres de sus hijos y, tras decir : "el pueblo de Israel me odia y ahora van a llorar de verdad por mí", ordenó que cuando muriese sus arqueros asesinaran a 300 personas que había encerrado en un anfiteatro. Pero su hermana Salomé (tía tatarabuela de la Salomé de los Evangelios), a pesar de ser "el personaje más cruel de esta historia", según Piñero, anuló la orden.

Otra importante mujer que aparece es Cleopatra, la reina de Egipto. Herodes, que se resistió a su belleza porque sabía que sería asesinado por Marco Antonio, "estuvo a punto de matarla", lo que hubiera cambiado la Historia, destaca el autor. Antonio Piñero asegura que a Herodes le hubiera gustado "sacar a su pueblo de la ignorancia para entrar en la órbita cultural de Roma y Grecia", y aborda su figura como mecenas.

A él se deben los famosos colosos de Rodas, la ciudad de Cesarea, o el embellecimiento de Jerusalén, y su nombre está unido a un templo del que los judíos aseguraban: "El que no ha visto el Templo de Herodes no ha visto lo más bello del mundo". Su base estaba donde se alza hoy el Muro de las Lamentaciones, la construcción más sagrada del judaísmo.

Al final del reinado de Herodes es cuando, supuestamente, se produjo tanto la llegada de los Magos - "palabra que viene del griego y que significa sacerdote, no rey", explica Piñero- como la Matanza de los Inocentes en venganza porque aquellos no dijeron a Herodes el lugar donde nació Jesús.

Estos episodios, recogidos tiempo después por el evangelista San Mateo, son negados por Piñero, quien pone en boca de Josefo: "Si el rey, poco antes de su muerte, hubiera ordenado asesinar a todos los niños de Belén, habría estallado en el pueblo una revolución incontenible".

Herodes el Grande se casó numerosas veces y tuvo mucha descendencia; a todos ellos dedica Piñero su siguiente libro, ya que su historia es "tan interesante" como la del famoso monarca, que nunca falta junto a su castillo en los tradicionales belenes de Navidad.

ENLACES:
http://es.wikipedia.org/wiki/Herodes_I_el_Grande
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/h/herodes.htm

Archivado en: