Podemos cambiar la SEEC, podemos salvar el latín y el griego

Redacción, 14/01/2008

El pasado mes de octubre, se celebró en Valencia el 'XII Congreso Español de Estudios Clásicos', con un intensísimo programa que alguno de los participantes (profesor de secundaria, evidentemente) definió como 'especialistas en fruslerías -con perdón- que van a hablar y escuchar a otros especialistas en otras fruslerías', excepción hecha de la magnífica representación de una boda romana realizada por los integrantes de la Asociación Ludere et Discere (profesores de secundaria, evidentemente).

En palabras de la organización, el Congreso fue un éxito. Lo que ocurre es que, en opinión de muchos profesores de Secundaria (o 'de Medias', como nos llaman ellos, que aún no se han enterado de la película), la SEEC debería servir para algo más que organizar congresos para mirarse el ombligo, viajes a Sri Lanka (un destino de lo más 'clásico', por cierto) o cursos sobre 'las TICs y la enseñanza de las lenguas clásicas' que sólo se imparten en Madrid (menos mal que en el CNICE saben bien lo que son las TICs y ofrecen cursos on-line para que todos podamos hacerlos).

Todo esto se entiende si leemos las palabras de D. Jaime Siles, Catedrático de Filología Latina de la Univ. de Valencia y candidato a ocupar el sillón que en breve dejará vacante D. Antonio Alvar: "La SEEC representa y aúna los intereses de cuantos nos dedicamos al conocimiento, docencia y transmisión de los distintos aspectos de la Antigüedad Clásica.(...) La progresiva y necesaria atomización del conocimiento y de sus cada vez más numerosas disciplinas orgánicas no debe atentar contra la unidad de nuestros intereses ni poner en tela de juicio nuestro asentado concepto de la Filología Clásica. La metonimia nunca es la totalidad y no hay que ser hegeliano para reconocer que sólo es verdadero lo total." (sic)

Al llegar a los objetivos que plantea en su programa, vemos que son más de lo mismo:
- Mantener y fomentar la tradicional política de actividades científicas desarrolladas por nuestra Sociedad, que, como los congresos, los simposios o los encuentros de jóvenes investigadores, constituyen insustituibles foros de debate y proyección de las investigaciones realizadas en nuestras disciplinas, así como un elemento extraordinario de cohesión interna.

- Organizar jornadas de estudio y actualización tanto para docentes de Enseñanzas Medias (sic) como de Universidad con el objeto de facilitar el debate y la adaptación a los nuevos marcos de la enseñanza;

- Mantener y potenciar iniciativas que se han mostrado como instrumentos muy eficaces de proyección exterior, como la concesión anual del Premio de Estudios Clásicos, la organización de viajes de estudio, la participación en foros culturales, etc.

Está claro que lo que de verdad debería importarles, la situación de la enseñanza de la Cultura Clásica, el Latín y el Griego en nuestro país y la renovación didáctica que debe producirse si queremos salvar los restos del naufragio, para ellos es secundario.

Pero ahora se nos presenta la oportunidad para cambiar el rumbo de la SEEC y propiciar un giro hacia nuestros intereses. Frente a la postura continuista de Siles, la candidatura de D. Antonio López Eire hace una reflexión crítica sobre lo que hasta ahora ha sido y lo que no debe seguir siendo la SEEC:
- Considero, en segundo lugar, que nuestra Sociedad tiene que reflexionar profundamente sobre cuál debe ser su principal objetivo en estos momentos tan críticos para la Enseñanza Secundaria y, mucho más aún, sobre cómo han valorado en los últimos años los socios de dicho ámbito –los más numerosos, no lo olvidemos- el que la SEEC no se haya hecho esta reflexión mucho antes de forma absolutamente clara.

- Por mucho que nos duela reconocerlo, debemos aceptar, como lo hago yo ahora al presentar mi candidatura, que es un hecho que al comprensible desánimo por la caótica situación administrativa que están sufriendo nuestros compañeros en las aulas de los Institutos, hay que añadir un desamparo aún mayor ante la falta de apoyo que, real o imaginario, han percibido ellos en la estimación de que nuestra Sociedad está instalada en una especie de torre de marfil ajena a sus verdaderos problemas.

- Entiendo, por tanto, que la SEEC debe dejar a un lado todo intento de innecesario liderazgo y debe, por el contrario, tratar de vincularse de manera rotunda con todas aquellas sociedades, asociaciones, fundaciones, institutos científicos, etc., que están luchando en estos momentos por cambiar a mejor el dramático día a día que vive el profesor de Clásicas en los Institutos. Sólo en el respeto a esos colectivos científicos o didácticos, sólo en saber escucharlos radica el cambio más urgente, a mi juicio, para la SEEC.

Y para ello, contará con la colaboración de Juan José Cienfuegos García, Catedrático de Latín del I. E. S. "Padre Coloma" de Jerez de la Frontera, Vicepresidente de la Asociación Andaluza de Latín y Griego y uno de los profesores más activos, tanto a nivel autonómico como nacional, en la lucha por cambiar todo lo que sea posible, en el plano académico y didáctico, en las aulas de los I.E.S.

En el calendario electoral se fija como fecha para la votación en Asamblea General el 15 de febrero de 2008, en la sede de la SEEC. Se puede ejercer el voto por correo, para lo que la SEEC enviará a los socios las papeletas y el certificado de inclusión en el censo. Por ello es por lo que, desde la Asociación Culturaclasica.com, os pedimos que, en cuanto recibáis la documentación, ejerzáis vuestro derecho al voto y déis vuestra confianza al proyecto presentado por D. Antonio López Eire, porque es la única manera de que la SEEC deje de ser universitaria y madrileña y sea universal.

Un cordial saludo,
Antonio Glez. Amador
Presidente de la Asociación Culturaclasica.com

ENLACES:
Programa de D. Antonio López Eire: www.estudiosclasicos.org/Manifiesto_Lopez_Eire.pdf
Programa de D. Jaime Siles: www.estudiosclasicos.org/Manifiesto_Siles.pdf
Calendario electoral: www.estudiosclasicos.org/Convocatoria_electoral.doc

Archivado en: