Sobre las elecciones en la SEEC

Antonio Glez. Amador 24/01/2008

Estimados lectores y amigos:

Con motivo de la convocatoria de elecciones para la renovación de cargos de la Junta Directiva de la SEEC del próximo 15 de febrero, el pasado día 14 de enero publiqué un artículo en la web analizando los programas que han presentado los dos candidatos, D. Antonio López Eire y D. Jaime Siles, e invitando a los socios a participar con su voto en las elecciones.

Como quiera que me permití utilizar unas palabras de mi amigo Carlos Cabanillas, en las que se enjuiciaba en tono jocoso, no sin pedir disculpas, el último Congreso de la SEEC, los organizadores de éste han enviado el siguiente mensaje a todos los participantes en el citado Congreso:

“Estimado/a colega:

Dado que, en lo que parece ser un intento de apoyo a una de las dos candidaturas que concurrirán a las próximas elecciones a la Presidencia Nacional de la SEEC, se enjuicia y califica como "fruslería" tanto las ponencias como las comunicaciones presentadas en el XII Congreso Nacional de la SEEC, celebrado el pasado octubre en Valencia y en el que tan activa como brillantemente participaste, se te hace llegar dicho escrito porque, en la medida que personal y profesionalmente te afecta, es evidente que lo debes conocer.”

Permítaseme replicar con otra cita, en este caso de Terentianus Maurus: 'Pro captu lectoris, habent sua fata libelli', pues la intención del artículo que escribí hace una semana no era la de cuestionar el trabajo de los profesores que participaron en el pasado Congreso de Estudios Clásicos, sino la de invitar a una reflexión sobre el sentido de éste, o, también lo decía allí, sobre el de organizar viajes a Sri Lanka, en el momento que atraviesan nuestros estudios en España.

Pero eso no era más que un pretexto para seguir leyendo y establecer una comparación entre las dos candidaturas que concurren a las elecciones a la Junta Nacional de la SEEC, cuyos programas, imagino, habrán leído aquí:

www.estudiosclasicos.org/Manifiesto_Lopez_Eire.pdf
www.estudiosclasicos.org/Manifiesto_Siles.pdf


No era mi intención, pues, ofender a ninguno de los participantes en el Congreso, cuyo trabajo respeto enormemente y entre los cuales se encontraban numerosos amigos y conocidos. Lo que me llama poderosamente la atención es la repercusión que han tenido los comentarios que allí reproducía y que, como antes he dicho, escribió un profesor tras participar en dicho Congreso (http://www.extremaduraclasica.com/bitacora/2007/10/28/un-profesor-de-secundaria-en-el-congreso-de-la-seec/), de igual modo que podemos leer las impresiones que otra profesora escribió en su blog tras su asistencia:
http://labrujula.zoomblog.com/archivo/2007/10/24/didactica-de-las-lenguas-y-cultura-cla.html

Se puede estar de acuerdo o no con las opiniones que éstos u otros profesores expresan en sus blogs, aplaudirlas o rebatirlas, pero ésa no era la cuestión a tratar.

Aclarado este punto, quiero hacerme eco de las palabras que ha dirigido A. López Eire al Comité Organizador del XII Congreso Español de Estudios Clásicos:

“Ha llegado a mis manos un e-mail en el que el Comité Organizador del XII Congreso Español de Estudios Clásicos celebrado en Valencia lamenta que se enjuicie y califique como fruslería las ponencias y comunicaciones presentadas a dicho congreso.
Yo también lo lamento, pero no sólo eso.

Lamento también que se asocie lingüísticamente ese enjuiciamiento a la candidatura que presido para la Presidencia Nacional de la SEEC, pues los autores del referido e-mail dicen muy subrepticiamente “en lo que parece ser un intento de apoyo a una de las dos candidaturas que concurrirán a las próximas elecciones”.

Lo que una persona determinada opine sobre un congreso no es, en absoluto lo que opinamos los miembros de una candidatura a la que esa persona defiende.

Quede claro con esta declaración que así es, que nada tengo ni he tenido nunca contra el mencionado Congreso.
Pero el lenguaje hace mil diabluras y puede hacer parecer que lo que lingüísticamente aparece en contacto también lo esté en la realidad.

Es una argucia bien conocida, pero, como todas las argucias, es peligrosa porque revela el carácter de quien la emplea. Y los oyentes no son tontos.

Llamo, por tanto, a la serenidad y a las maneras universitarias. Lo que los miembros de mi candidatura no han dicho no hay por qué sugerir ni tan siquiera que lo piensan o están cerca de esa opinión.

Cuando dos candidaturas se enfrentan en una sociedad madura y culta, ninguna de las dos pierde, porque la aparentemente perdedora deja constancia de una sensibilidad distinta de la ganadora que ésta haría bien en tener en cuenta cuando gobierne.

Nada más.

Espero y deseo que nos abstengamos de golpes bajos, porque no son juego limpio y se notan mucho desde fuera del ring.

Antonio López Eire
Socio de la SEEC”

Por otra parte, y dado el interés que ha suscitado el asunto y los numerosos e-mails recibidos desde el pasado día 14, he decidido publicar en este mismo ‘post’ los comentarios y escritos relacionados con el tema que lleguen a nuestro correo (asociacion.culturaclasica@gmail.com), así como las intervenciones que aparezcan en distintos medios escritos, apoyando una u otra candidatura.

Terminaré este escrito con otras dos frases que tampoco son mías. La primera, harto conocida, se la dedico, sine animo iniurandi, a todos aquellos que se hayan podido sentir ofendidos por el contenido de mi artículo: 'si quid in te peccavi, ignosce'; la segunda es de Olga Díez, la autora del blog al que antes hacía referencia, y la suscribo por completo: 'sin renovación no puede haber pervivencia'.




ENLACES:

Un cordial saludo,
Antonio Glez. Amador
Presidente de la Asociación CulturaClásica.com
Coordinador de www.culturaclasica.com
Editor de www.lingualatina.es

Archivado en: