Patrimonio estudia un acueducto romano hallado en la zona de Linarejos

Irene Téllez | Linares (Jaén) www.ideal.es 03/04/2008

Una tomografía eléctrica permitirá documentar la estructura y facilitar los futuros trabajos del nuevo ferial y el corredor verde de la ciudad.

La Concejalía de Patrimonio del Ayuntamiento de Linares y diferentes técnicos trabajan desde ayer en la zona de la piscina de Linarejos para determinar el recorrido de un acueducto detectado en el subsuelo de la zona.

Dichos trabajos no sólo tiene como objetivo la documentación de la estructura romana, sino que además favorecerán los trabajos para la construcción de lo que será el ferial de Linares y el corredor verde, que conectará la zona de Linares por la entrada de la carretera de Bailén con la ermita de Linarejos, junto a la zona en la que trabajan actualmente los técnicos. Una estructura como este acueducto es única en linares. Sabemos que existe otro en el yacimiento de Cástulo, en este caso un acueducto de arco que desafortunadamente ya no está en pie, pero una estructura como una mina de agua tiene un valor único», apuntaba el concejal de Patrimonio Daniel Campos.

Durante los próximos dos días, los trabajos en la zona se centrará en la creación de una tomografía eléctrica del hallazgo arqueológico para obtener una imagen digital de lo que hay bajo tierra. El método, que ya ha sido utilizado anteriormente en la zona de las minas de los Lores donde se proyecta la mina visitable, consiste en la documentación del acueducto y toda su estructura a través de corrientes eléctricas en distintos puntos que se han enterrado previamente, lo que evita tener que realizar una excavación para conocer el recorrido de la estructura.

«Sabíamos desde hace ya años, por bastantes referencias bibliográficas que hablan de ello, la existencia de un acueducto en esta zona de la vaguada del arroyo Periquito Melchor. Hoy estamos haciendo una tomografía eléctrica. Es un método arqueológico que nos va a facilitar en el futuro conocer esta estructura y determinar la actuación arqueológica que no dificulte el futuro ferial y la futura zona verde», apuntaba Daniel Campos.

De momento, los técnicos ya han podido documentar algunos perfiles gracias a trabajos previos, y ya se sabe que el acueducto tiene al menos una extensión de un kilómetro y medio, entre la fuente del pisar y la ermita de Linarejos, una altura de un metro y medio y una anchura de 80 centímetros, realizado en granito y areniscas en algunos puntos. «Conocemos la existencia de algunas bocas de este acueducto, que se sitúan equidistantemente cada 20 metros con un pequeño acceso al acueducto, y trabajos previos que ya realizamos en el año 2002 y 2004 que nos han permitido documentar la estructura. Ha habido incluso alguna visita por debajo al acueducto, y en el futuro esperamos que podamos poner en valor esta estructura para que pueda ser visitable y visible a los linarenses», señalaba el concejal.

Los datos históricos más antiguos, según comentaba el edil municipal, llevan a pensar que esta estructura ya era conocida desde el siglo XVI, y desde entonces se han barajado distintas hipótesis, como que era la continuación del acueducto hallado en Cástulo, aunque ya se ha desechado esa posibilidad. «Existe la hipótesis, basada en dataciones romanas, de que este acueducto comunicará un nacimiento que existe en torno a la Virgen de Linarejos con lo que es la Fuente del Pisar. Sin embargo, también pensamos arqueológicamente, por algunas otras referencias, que lo que puede hacer es trasladar agua desde este nacimiento hasta alguna estructura agraria que estuviera algo más abajo hacia la zona del Periquito Melchor», aclaraban desde Patrimonio.

Por otra parte, el concejal informaba que aún no se conoce los autores del expolio del mosaico situado cerca de la estación Linares-Baeza, y que por lo tanto continúan los trabajos de investigación. Aunque sí adelanto que los técnicos del Cultura han determinado el proceso y el método con el que se va a ejecutar la actuación en el mosaico romano, que incluye una cubrición que garantice la conservación.

Archivado en: