La comisión del Teatro Romano alerta de "puntos problemáticos" en la sentencia

Sagunto (Valencia) www.panorama-actual.es 15/04/2008

La reunión incluye el análisis de los informes de arqueología y arquitectura.

La comisión interdisciplinar sobre el Teatro Romano de Sagunto creada para analizar los informes sobre el monumento y decidir las posibilidades de actuación tras la sentencia del Tribunal Supremo que ordena la reversión de las obras de rehabilitación de Grassi y Portaceli mantuvo este martes su primera reunión. Durante el encuentro se analizaron informes de arqueología y arquitectura encargados por la Generalitat -además de los del Consell Valencià de Cultura y el Colegio de Arquitectos de la Comunitat- "que son bastante claros en cuanto a dónde están los puntos problemáticos" del "contenido de la ejecución de la sentencia", informaron miembros del grupo de trabajo tras la sesión.

Al término del encuentro -celebrado en la sede de la Conselleria de Cultura y que se prolongó durante más de dos horas- la consellera de Cultura, Trini Miró, manifestó que en esta primera reunión "hemos podido analizar y estudiar los diferentes informes que hemos encargado desde la Conselleria tanto de arquitectura como de arqueología y ha habido una puesta en común entre todos los miembros" de este comité de trabajó, que volverá a reunirse dentro de dos semanas, el próximo martes 29 de abril, reveló.

Por su parte, la directora general de Patrimonio Cultural Valenciano, Paz Olmos, explicó que los integrantes del grupo han tratado documentos relativos a aspectos arqueológicos y arquitectónicos y "un poco" la posición jurídica aunque el informe relativo a este aspecto todavía no está terminado. "Hay que completar informes por lo que hemos acordado que los estudiados este martes son documentos preliminares sobre el contenido de la ejecución de sentencia y su implicación arqueológica y arquitectónica", apuntó.

Olmos sostuvo que "se han puesto sobre la mesa unos puntos muy concretos y ahora es cuestión de profundizar en las conclusiones" aunque admitió que "los avances de los informes técnicos son bastante claros en dónde están los puntos problemáticos".

"Esto es lo que se ha puesto de manifiesto y ahí se ha centrado mucho", añadió la directora general, que comentó que en la ejecución de la sentencia del alto tribunal "es evidentemente que hay puntos problemáticos, porque si no no se monta una comisión y la solución se hubiera dicho antes". En este sentido, Paz Olmos subrayó que "la interpretación arquitectónica y arqueológica del contenido del fallo judicial es lo que resulta complicado".

La responsable de Patrimonio concretó que el informe arqueológico "estudia la arquitectura de los siglos I y III d.C., que son las épocas en que se construyó el Teatro Romano, hace una interpretación arquitectónica del momento histórico y nos da información de cómo era el teatro" mientras que el arquitectónico "trata de ver cómo eso que está diciendo la arqueología se ha aplicado en la nueva construcción".

Durante el encuentro se habló también del informe del Colegio de Arquitectos de la Comunitat Valenciana, una institución que ya ha manifestado su rechazo a la reversión de las obras y ha advertido de la dificultad de llevar a término la sentencia. El decano de la entidad, Juan Castillo, avanzó que se va a plantear en la comisión permanente de la junta de gobierno del colegio profesional completar su informe "a la luz de lo que hemos visto". No obstante, Castillo recalcó que "este ha sido sobre todo un día de toma de contacto".

En esta misma línea se expresaron otros de los componentes de la comisión, como el presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, Romà de la Calle, quien sólo comentó que "todos queremos que se cumpla la sentencia pero hay que ver si es posible o no".

También asistió a la reunión el presidente del Consell Valencià de Cultura (CVC) -que a su vez ha emitido un dictamen en el que se declara contrario a la demolición e insta a llegar a una "solución negociada"-, Santiago Grisolía, quien declaró que el encuentro de esta tarde ha servido para "conocernos y hacer una primera puesta en común".

Componentes

La comisión interdisciplinar está formada por la consellera de Cultura, Trini Miró; el presidente del Consell Valencià de Cultura, Santiago Grisolía; la directora general de Patrimonio Cultural Valenciano, Paz Olmos; el alcalde de Sagunt, Alfredo Castelló; el presidente de la Academia de Bellas Artes de San Carlos, Romà de la Calle; Isabel Villalonga, secretaria autonómica de Política Institucional; Juan Castillo, presidente del Colegio de Arquitectos de la Comunitat Valenciana; y Amadeo Ribelles, director del Centro Arqueológico de Sagunt.

Completan la lista los técnicos, Emilia Hernández, directora del Museo Arqueológico de Sagunt; el técnico de Arquitectura de la Dirección General de Patrimonio Ricardo Sicluna; Consuelo Matamoros, jefa de servicio de Arqueología de la Dirección General de Patrimonio; y la jefa de área de Patrimonio, Carmen Iborra, que actúa además como secretaria de la comisión.

Archivado en: