Hallan un acueducto romano tras el derrumbe de parte de un edificio medieval

Tarragona | EUROPA PRESS 17/04/2008

El puente tiene 60 metros de largo y un conducto de canalización de agua de dos metros de ancho cuya función era irrigar la zona. Este tramo está afectado por el Corredor del Mediterráneo por lo que se está revisando el trazado.

Las lluvias de invierno pusieron al descubierto un acueducto romano debajo de uno de la época medieval en Constantí (Tarragona), donde se encuentra el yacimiento romano de Centcelles, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dentro del conjunto de la Tarraco romana.

Según explicó en rueda de prensa el arqueológo Josep Anton Remolà, hasta el momento había la evidencia de la existencia de una construcción medieval llamado Pont de les Caixes. Pero el reciente derrumbamiento, por culpa de las lluvias, de un tramo de su paramento oriental y los trabajos de consolidación de la estructura llevó a descubrir que bajo la obra medieval se encuentra un acueducto de la época romana. Remolà admitió que, si no fuera por esta casualidad "que jugó a favor de la arqueología", el descubrimiento "igual nunca se habría hecho".

El puente tiene 60 metros de largo y un conducto de canalización de agua de dos metros de ancho cuya función era irrigar la zona. Se supone que era de uso privado e hipotéticamente relacionado con la población de Centcelles, que se encuentra a escasos 500 metros. Según el arqueólogo, la mayor parte de la mitad inferior del puente existente correspondería a la época romana. Esta hipótesis se sustenta por el hecho de que el revestimiento es de 'opus signinum', "que es un revestimiento hidráulico propio de la época romana", explicó.

Durante la época medieval, según Remolà, una parte de la construcción debió caer y se rehizo con el recrecimiento del puente aproximadamente en un metro y posteriormente se levantó medio metro más, con lo que quedaba tapado el romano. Además, se construyeron nuevas puertas con arcos. Este hecho también hace pensar, según el arqueólogo, que dichas aperturas reprodujeran otras de la época romana que se utilizaron como vía de comunicación paralela a la riera. Por ello, continuarán los trabajos arqueológicos, que lleva a cabo la empresa Codex, para determinar la cronología del hallazgo y también si existen otros elementos similares alrededor.

Modificación del trazado del corredor del Mediterráneo
La situación del puente romano está afectada por el trazado del Corredor del Mediterráneo que, según el planeamiento inicial, debe transcurrir al lado de esta zona. Concretamente, en este espacio debe construirse un puente ferroviario.

El alcalde de Constantí, Cristóbal Ramírez, manifestó que se está elaborando un Plan Director para evitar esta afectación. Se espera tener el proyecto en unos dos meses para poder presentarlo ante el ministerio. De hecho, la petición de modificación del trazado ya se contemplaba por la existencia del puente medieval de Les Caixes, bajo el cual se ha descubierto, ahora, el romano.

Ramírez también explicó que, paralelamente a los trabajos de excavación y documentación del hallazgo, se ha iniciado el proceso de incoación de la declaración de Bien Cultural de Interés Nacional por parte de la Conselleria de Cultura con el fin de preservar este entorno. El alcalde de Constantí quiere que se contemple la aplicación del 1% cultural para poder "recuperar, mejorar y adecuar" el yacimiento romano de Centcelles y crear un parque natural a su alrededor.

Archivado en: