El 'Versus' y el 'Gaudí' rompen el fuego con una tragedia griega y un típico musical

Barcelona | VMT 14/06/2008

Una tragicomedia, compuesta a base de fragmentos de obras y textos de los tres grandes trágicos griegos, Eurípides, Sófocles y Esquilo, se representará desde el martes próximo, en el teatro Versus barcelonés, con el título de 'Edip 1,2,3,4'. La dirección del elenco corre a cargo de Josep Galindo y la dramaturgia del experimento estético ha sido elaborada por Pablo Ley.

Los actores salieron el año pasado graduados del Instituto del Teatro, lo que hizo afirmar a Ley que en el escenario hay una auténtica bomba atómica interpretativa, por el entusiasmo y esfuerzo que han dedicado todos a la obra.

Ever Blanchet, director del Versus, incidió también en el aspecto del gran esfuerzo creativo realizado por el grupo de entusiastas que han ido improvisando diversas fórmulas estéticas, a lo largo del proceso de concreción dramática. En escena hay 14 actores que estrenaron la obra hace 12 meses, que no es un musical al uso, pero que tiene cuatro grandes momentos musicales. Es una pieza que conmueve, perturba, angustia y entusiasma al espectador, como toda tragedia.

Hasta el momento se han realizado representaciones en locales de fortuna, como un bar Punkie egarense, pero ha llegado el gran momento del estreno solemne. Cada actor tiene adjudicado un personaje y el proceso de evolución del mismo ha sido muy elaborado con cambios contínuos. Se ha mantenido el sentido trágico y fatalista del primitivo teatro griego, pero se han introducido numerosos cambios a partir del diálogo y la interacción constante, entre dirección e intérpretes. Las parcas visitan el escenario al fin de cada situación y recuerdan que se está ante una tragedia típicamente helénica y primitiva.

'Cançons per un nou món', con 16 temas compuestos por el estadounidense Jason Robert Brown, se representará en el Teatro Gaudí -hermano mayor del Versus- entre el 18 de junio y el 10 de agosto. La obra mezcla estilos, desde el hip hop al jazz, pasando por el gospel y el pop; según explicó Irene Hernández que canta y codirige la obra, que va de la llegada de Colón hasta la Independencia.