El Arde Lucus MMVIII se despide con un gran banquete romano en el foso de la muralla

Lugo | VMT 22/06/2008

La última jornada del Arde Lucus MMVIII contará con un intenso programa en el que el gran acto central será el Comilonum. Se recupera el este gran banquete romano, gracias a la colaboración de los establecimientos hosteleros de la ciudad, que se celebrará alrededor de la Muralla (en el caso de que el tiempo no acompañe, se trasladará al Palacio de Ferias y Congresos).

Consiste en una comida romana al aire libre, rodeando los 2.6 kilómetros que tiene la Muralla. En la que pueden participar hasta 4.000 comensales que de todas partes se van a desplazar a Lugo para participar en el banquete romano a las 14:30 horas. El menú constará de albóndigas de sepia, cordero, ensalada, frutos secos, uvas y uvas pasas, pan de pasas, tarta de almendras, vino, agua y refrescos. El menú incluye café, aguardiente blanco, de hierbas y licor café.

Este suculento banquete estará servido por los restaurantes A Campiña, Ave César, España, La Estrella, Los Robles, Terras do Miño, Manuel Manuel, Mesón de Alberto, Jorge I, Parrillada Antonio, Porta de Santiago, Savoy, Taberna Daniel y Tosar.

Pero a lo largo del día habrá muchas actividades en el centro histórico para que el ambiente festivo no decaiga en este tercer y último día de fiesta. Como el resto de las jornadas estará abierto desde media mañana el mercado y los campamentos romanos. No faltarán los espectáculos de magia y actividades deportivas como esgrima, bolos, tiro con arco y otros juegos romanos. Además, a las 12:30 horas el carril das Estantigas acogerá la cita deportiva por excelencia: las olimpiadas.

Por la tarde habrá lecturas de runas paseos de bigas con los aurigas por las calles de la ciudad, continuarán con las celebraciones de bodas celtas y el grupo de teatro os leiras do leiras representará en la plaza de O Cantiño O achado do Castro.

Los ciudadanos y ciudadanas lucenses y todos aquellos que visiten la ciudad, dirán adios a los tres días de fiesta con la despedida triunfal a las legiones que parten hacia la conquista de nuevas tierras desde la capital: Lucus Augusti, que tendrá que esperar un año más para viajar al pasado, revivir los tiempos de su fundación en la época del Imperio de Roma y que Lugo arda de nuevo.

Archivado en: