Principal

Síguenos

Siguenos en Facebook   Síguenos en Twitter

publicidad

Se encuentra usted aquí

Digitalizada la primera parte del 'Codex Sinaiticus', la Biblia más antigua conocida

Berlín |EFE 22/07/2008

Los primeros pergaminos del 'Codex Sinaiticus', una Biblia manuscrita del siglo IV, estarán en Internet en edición facsímil a partir del próximo jueves, informó la Biblioteca Universitaria de Leipzig (Alemania).

En Internet se publicarán primero las 43 paginas conservadas en Leipzig, además de algunas del Viejo Testamento que se encuentran en la British Library de Londres. Otros pergaminos se encuentran en el Monasterio de Santa Catalina, en el monte Sinaí (Egipto), y en la Biblioteca Nacional de Rusia, en San Petersburgo.

La versión digital no se limita a la reproducción del texto, escrito íntegramente en mayúsculas, sin espacios e imágenes, sino que permite modificarlo como una película digital, con la posibilidad de mover párrafos e intercalar la transcripción griega y la traducción alemana, indicó la Biblioteca Universitaria. El compendio total de 390 pergaminos -el Nuevo Testamento al completo y la mitad del Viejo, escritos en griego antiguo- estarán en Internet en 2009.

Documento acesible a todos
La edición 'online' de esa Biblia, una de las más antiguas del mundo junto con el 'Codex Vaticanus', también de ese siglo, será de este modo "accesible para todo el mundo", indicó el director de esa biblioteca, Ulrich Johannes Schneider, al presentar, en su momento, el proyecto.

El 'Codex Sinaiticus', de 33,5 centímetros de ancho por 37,5 de alto, fue encontrado en 1844 por el teólogo Konstantin von Tischendorf en una papelera del Monasterio de Santa Catalina. Los monjes autorizaron al teólogo a llevarse 43 páginas de pergamino a Leipzig.

En 1859, Von Tischendorf regresó al Sinaí, descubrió más partes del manuscrito y convenció, asimismo, a los monjes de que lo mejor era Llevarlos también a Leipzig y donarlos al zar de Rusia, con cuyo apoyo había hecho ese segundo viaje. Parte del manuscrito fue a parar luego a la Unión Soviética, que en 1933 vendió parte de esos pergaminos al Museo Británico de Londres, mientras que los restantes se quedaron en San Petersburgo.

La edición digital del manuscrito está siendo elaborada conjuntamente por la Biblioteca Británica, la Biblioteca Universitaria de Leipzig y la de San Petersburgo.

Archivado en: 
Drupal theme by pixeljets.com D7 ver.1.1