Estrenan un supermercado en Astorga con restos romanos en su interior

Astorga (León) | EFE 03/08/2008

Una cadena de supermercados estrenará mañana en Astorga (León) una superficie comercial en cuyo interior se podrán contemplar los restos de una antigua calle de la época romana, así como los vestigios de una milenaria cloaca.

La arqueóloga municipal en el Consistorio astorgano, María Ángeles Sevillano, ha explicado a EFE que cuando los usuarios accedan a la zona de la panadería de este supermercado "tendrán la ocasión" de contemplar estos restos romanos.

Se espera que un buen número de astorganos acudan a contemplar los restos que se conservan en el sótano de este inmueble, que se encuentran bajo una cubierta acristalada, y que permite observar restos de una calle de mediados del siglo I después de Cristo. Esta calle conserva lajas planas de piedra cuarcita y pizarra con pequeños guijarros y gravilla menuda incrustadas en una base de arcilla.

Bajo esta calzada se encuentra uno de los colectores principales con que contaba la ciudad de Astorga por aquel entonces, que transcurría bajo el resto de las calles y que recogía las aguas pluviales vertidas desde las termas y las aguas residuales de las casas. Estos colectores tenían una anchura interior de 0,85 metros, cuyo alzado casi alcanza los 1,50 metros cerradas por su parte superior con losas planas.

Según ha informado Sevillano, la calle donde se situaba la calzada romana tendría una anchura próxima a los siete metros y en la antigüedad habrían estado visibles dichas calles con soportales en uno de sus lados para protegerlas de las inclemencias climatológicas y alojar las aceras.

Estos lugares cubiertos "proporcionaban un lugar idóneo para la instalación de establecimientos comerciales en las llamadas tabernae o tiendas", calles que según las investigaciones arqueológicas realizadas a lo largo de los años muestran una planificación urbana basada en un esquema ortogonal.

La arqueóloga ha destacado el "entusiasmo" y las "aportaciones" del constructor del inmueble, Antonio Calderón, y de la delegación de la empresa en Astorga, así como la estrecha colaboración de los mismos con el Servicio de Arqueología del Ayuntamiento.

Archivado en: