Las excavaciones de la calle Gracia de Alcázar (Ciudad Real) podrían convertirse en un espacio expositivo visitable

Ciudad Real | EUROPA PRESS 19/09/2008

Las excavaciones que en estos momentos se realizan en la calle Gracia para conocer parte de la historia de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) podrían convertirse en un espacio expositivo sobre la época romana visitable para turistas, según confirmó hoy en rueda de prensa el concejal de Turismo, Ángel Parreño.

Las características del lugar permiten albergar la esperanza de que sea posible crear este recurso, puesto que las excavaciones que se hacen en estos momentos, han alcanzado una profundidad de más de dos metros sobre el nivel del suelo del edificio de la Escuela de Adultos Enrique Tierno Galván que se situaba encima.

A esto hay que sumar que entre este nivel y la puerta de entrada a la Capilla de Palacio situada en este mismo lugar existe una diferencia de altura de 1,30 metros aproximadamente, por lo que, a juicio del concejal, retoma fuerza la idea de crear este espacio expositivo para visitar los restos arqueológicos romanos que quedarían debajo de la plaza pública que se construirá en este lugar para dar acceso al casco antiguo de la ciudad a través de la Capilla de Palacio.

La excavación de esta zona, se enmarca dentro del Plan Integral de Recuperación del Patrimonio que está desarrollando el Ayuntamiento desde hace cuatro años con financiación del FOMIT, un préstamo del Ministerio de Industria y Turismo que consiguió este Consistorio a un interés preferente para la constitución de un entorno temático patrimonial a disposición de la ciudad.

El presupuesto inicial de la excavación es de 150.000 euros, aunque es difícil fijar la cantidad con precisión 'porque no sabemos lo que vamos a encontrar'. Esta excavación se está haciendo en primer lugar en la parcela del Ayuntamiento de 800 metros cuadrados de extensión y continuará por otra contigua de propiedad privada que consta de 2.200 metros cuadrados más, lo que suma un espacio total de 3.000 metros.

Parreño señaló que este trabajo supone para Alcázar mejoras urbanísticas en capacidad de oferta turística y tratamiento del aspecto patrimonial por el surgimiento de un espacio público que será una plaza, un espacio vacío de acceso al casco antiguo de la ciudad. Además esta plaza se configura como un nuevo espacio escénico que podrá albergar actuaciones de potenciación del patrimonio.

Esta actuación mejora, además, la estética de la zona, según el concejal, puesto que antes había corrales y ahora un espacio abierto 'que dará otro aspecto a la calle Gracia' y permitirá diferenciar la estética urbana de la zona con el tratamiento acorde al que se está aplicando en el corredor turístico a la que será sometido.

En el apartado turístico, Parreño adelantó que ésta será la primera conexión de la ruta turística con la Oficina de Turismo, situada a escasos 100 metros de este lugar, lo que permitirá la atención a los visitantes, que desde aquí tendrán acceso a todo el itinerario que comenzará en la Capilla de Palacio.

OPTIMIZACIÓN TURÍSTICA
Como optimización turística, se mejora además el Centro de recepción de visitantes que será la propia Capilla donde recibirán información acerca del entorno de Santa María y el Torreón de Don Juan de Austria y continuará el itinerario por la Casa del Hidalgo hasta llegar al Convento de Santa Clara.

La excavación que se practica en estos momentos 'supone una ocasión única para conocer aspectos desconocidos de la historia de Alcázar', especialmente de los períodos romano y visigodo, que son los resultantes de la excavación hasta la roca madre a donde se ha llegado en este momento.

La excavación de las dos parcelas, la pública y la privada que suman 3.000 metros cuadrados la convierte en la más grande nunca hecha en Alcázar y también la mayor urbana hecha en la provincia de Ciudad Real. Además, apuntó Parreño, se realiza en una zona 'sensible' por la aparición de mosaicos cerca y otros restos romanos.

El arqueólogo, Juan Ángel Ruiz que está dirigiendo la excavación, afirmó que Alcázar 'es un enclave importante en La Mancha' porque se atestigua una secuencia cultural desde la época romana a la actual con una sucesión de etapas de transición de la época romana a la islámica, 'oscura' en estos momentos en cuanto a investigación y datos.

Durante la excavación de la parcela del Tierno Galván se ha comprobado la existencia de dos trincheras de gran longitud que han removido los estratos, sin embargo estas zanjas que han llegado hasta los niveles romanos se puede relacionar con un ámbito de talleres e industrial, una parte de piezas de molino relacionada con olivar o trigo.

Entre los hallazgos hay gran cantidad de elementos arqueológicos de gran valor, aunque se puede comprobar que hubo un gran incendio y se distingue una zona habitacional con distintos habitáculos y otra de paso distinta. Además hay piezas más representativas como cerámicas que dan idea de una cronología tardo-romana.

Archivado en: