Se reanudan en Baza los trabajos en los restos de la antigua ciudad iberorromana de Basti

yacimiento de BastiBaza (Granada) / Europa Press 21/10/2005

Los arqueólogos dicen que las líneas de la investigación permitirán que los yacimientos se conviertan en un reclamo turístico.

Los arqueólogos Andrés Adroher y Lorenzo Sánchez Quirante explicaron hoy el inicio de la segunda fase de las excavaciones arqueológicas en los yacimientos de Baza bajo el proyecto 'Iberismo y romanización en el Area Nuclear Bastetana' y que supondrá trabajar al menos hasta mediados de noviembre en los restos de la antigua ciudad iberorromana de Basti.

En rueda de prensa, junto al alcalde del municipio, Antonio Martínez, los arqueólogos explicaron que por parte de la Consejería de Cultura han recibido una subvención de 30.000 euros, aunque el montante total pedido ascendía a 100.000. No obstante, destacaron su ilusión por el proyecto, después de que el año pasado iniciaran un ambicioso trabajo que en principio se prolongará hasta el 2010, con la posibilidad de prorrogarlo otros seis años mas.

Los trabajos se centran en los yacimientos de Cerro Largo, Cepero y del santuario, justo donde se asentaba la ciudad iberorromana de Basti, y donde en 1971 apareció la Dama de Baza, mientras excavaba el profesor Francisco Presedo Velo, del que por cierto no queda documentación sobre los resultados de aquellas prospecciones salvo lo que se conoce de la propia escultura alojada hoy día en el museo arqueológico nacional de Madrid.

Esta es la segunda campaña, que comienza con algunos meses de retraso, ya que el año pasado los trabajos se centraron en la limpieza de los yacimientos y en la consolidación de estructuras emergentes de otras campañas anteriores.

En esta ocasión se van a abrir nuevas zonas de prospección arqueológica, con la intención de comenzar a determinar cuestiones de carácter urbanístico, además de la secuencia cronológica y cultural del yacimiento, que "permitan acercarse a la verdadera identidad de la ciudad iberorromana de Basti".

El codirector de las excavaciones Andrés Adroher explicó que "las líneas de la investigación van a posibilitar a su vez darle a los yacimientos un carácter de visita y que estos se convierta en un reclamo turístico de la ciudad de Baza". El templo romano o lo que queda de el es uno de los elementos mas llamativos de ahí que se vaya a realzar, "por tratarse de un punto de referencia para todo aquel que pase por la autovía", dijo Adroher.

Además, intentarán conocer más a fondo la parte central del yacimiento donde se presupone puede estar el foro y otras edificaciones principales de la ciudad iberromana. Otro de los elementos objeto de la actuación va a ser la muralla ibérica en su vertiente sur donde aun no se ha trabajado, y en el que puede aparecer una puerta de entrada a la ciudad.

Siete arqueólogos trabajan entre semana, número que se duplica los fines de semana, y toda la información que se va obteniendo en los trabajos de campo se procesa después en el centro de estudios arqueológicos bastetanos que nació precisamente al amparo de este proyecto de investigación.

Adroher se mostró convencido de "las posibilidades de este yacimiento una vez sea puesto en valor", por lo que pidió a los ciudadanos que "se impliquen en el proyecto, conozcan su importancia y visiten la zona arqueológica".

Archivado en: