Roma rinde homenaje a su pasado etrusco con una gran exposición

Juan Vicente Boo | Roma www.abc.es 31/10/2008

La exposición «Los Etruscos. Las antiguas metrópolis del Lazio» ofrece, hasta el 6 de enero, un reencuentro con las cuatro grandes ciudades etruscas: Veio, Cerveteri, Vulci y Tarquinia.

Aunque a Roma le gusta presumir de un origen mítico y divino con los gemelos Rómulo y Remo, hijos del dios de la guerra en el año 753 antes de Cristo, la realidad es que la Ciudad Eterna estuvo durante mucho tiempo sometida a los etruscos, de quienes incorporó la cultura, el arte y las instituciones. Tan sólo en el años 396 antes de Cristo, los romanos conquistan la ciudad etrusca de Veio y consolidan su control sobre el «Latium», incluidas las cuatro ciudades de la Etruria meridional.

La exposición «Los Etruscos. Las antiguas metrópolis del Lazio» ofrece, hasta el 6 de enero, un reencuentro con las cuatro grandes ciudades, cuyos orígenes se remontan al siglo IX o VIII antes de Cristo: Veio, Cerveteri, Vulci y Tarquinia. La majestad del Templo de Apolo en Veio se percibe al acercarse a la estatua de Apolo, del siglo VI antes de Cristo, cedida por el Museo di Villa Giulia y oportunamente colocada frente a una estatua similar de Hércules en una de las mejores salas del Palacio de Exposiciones de Roma, cuyas columnas clásicas crean un marco sugestivo para estas obras maestras.

Arquitectura funeraria
Del Templo de Veio viene también una amenazadora cabeza de la Gorgona, con serpientes en lugar de cabellos, que era una de las antefijas en terracota policromada, características de la cultura etrusca, datada igualmente en el siglo VI antes de Cristo.

Cerveteri, en cambio, era una ciudad famosa por su arquitectura funeraria, y de allí viene la copia de un sepulcro a tamaño natural, con todos los ornamentos e imágenes del ceremonial de despedida arcaico. La antigua Kysry de los etruscos, llamada Agylla por los griegos, pasó a ser la Caere Vetus de los romanos y la actual Cerveteri, un lugar que vale la pena visitar, pues se encuentra a menos de una hora en automóvil desde Roma y constituye la mayor zona arqueológica del Lazio.

Tarquinia
También resulta muy tentador acercarse hasta Tarquinia, situada a la misma distancia y famosa por los frescos polícromos de centenares de tumbas. Tarquinia es la más importante pinacoteca antigua, muy anterior a Pompeya, caracterizada por el refinamiento pictórico de sus tumbas hipogeas, de las que se conservan centenares de ellas. Roma reconoce por fin a su madre, Etruria.

Archivado en: