Al rescate de una joya arqueológica

Rosario Flores | Marbella www.diariosur.es 29/11/2008

En diciembre, arrancarán los trabajos de limpieza y desbroce de la Villa Romana de Río Verde, paso previo a una actuación más ambiciosa.

De las palabras a la acción. El objetivo: preservar y poner en valor el vasto patrimonio cultural con que cuenta la ciudad. La Villa Romana de Río Verde, uno de los grandes tesoros arqueológicos declarados Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de zona arqueológica, se someterá en diciembre a un primer lavado de cara promovido por el Ayuntamiento.

Se trata del paso previo a una actuación más ambiciosa de la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, que tutela estos vestigios convertidos en uno de los escasos ejemplos de villas señoriales tardorromanas que aún se conservan en el litoral andaluz.

La Junta de Gobierno Local autorizó esta semana una partida de unos 36.000 euros para financiar las labores de desbroce y allanamiento de la parcela, así como la limpieza del conjunto de mosaicos de gran calidad técnica -sin duda, el gran atractivo de este BIC- y de sus muros. En esta primera fase, también se cambiará la puerta de acceso al recinto para facilitar el acceso de minusválidos al interior y se sustituirá la señalización actual de este monumento.

Tesoro
Se trata de un paso más en la preservación de este asentamiento costero que, al parecer, alcanzó su mayor esplendor en el siglo II. Las distintas excavaciones llevadas a cabo desde la década de los 60 se han limitado a la parte central del área residencial, y han sacado a la luz una parte de las estancias de esta casa. Seis habitaciones están decoradas con mosaicos que han dado fama a este monumento. En las inmediaciones se localizarían las instalaciones industriales, aún por descubrir.

Precisamente, el proyecto de la Junta para poner en valor este BIC pretende resolver las condiciones de accesibilidad y de visita actuales con la instalación de una serie de pasarelas de estructura metálica y una plataforma elevada, que permitirían una visita ordenada y evitarían así el tránsito directo sobre los restos musivarios, como sucede en la actualidad.

Segunda actuación
Este documento, elaborado por la empresa Yamur a iniciativa de la Delegación Provincial de Cultura, ya cuenta con informe favorable, según fuentes próximas a la delegación. El presupuesto total rozaría los 102.000 euros. Según estas mismas fuentes, se ejecutaría en 2009.

Con esta intervención, a la que seguiría un proyecto municipal para cubrir el yacimiento, se pretende preservar los restos de mosaicos existentes y otras zonas de la villa del tránsito de visitantes «que estaba causando un alto grado de deterioro sobre ellos», mediante una adecuada conservación de los vestigios arqueológicos, según consta en el documento.

Se contempla la reforma de la zona de entrada actual para mejorar el acceso y la creación de un recorrido lógico y de tipo circular para acceder a todas las zonas de la villa y para lograr una adecuada visión de los mosaicos. La actuación se completaría con labores de limpieza y desbroce de todas las superficies, consolidaciones puntuales de elementos, mejoras de la señalización y una iluminación especial temporizada. Para materializar estas acciones, se emplearían tres meses de trabajo, a cargo de una empresa especializada y con experiencia en la restauración patrimonial.

Por otro lado, a primeros de diciembre, está previsto que concluyan los trabajos de limpieza y de consolidación de las estructuras de la Basílica Paleocristiana Vega del Mar, otro de los monumentos declarados BIC. Así lo aseguran fuentes de la Delegación Provincial de Cultura. Una vez que culminen estos trabajos, incluidos en otro plan director para convertir el yacimiento en parque arqueológico, se acometerá la iluminación artística del entorno.

Archivado en: