Tesoros romanos de la Plaça de la Font

Carles Gosálbez | Tarragona www.diaridetarragona.com 06/12/2008

Muchos años antes de la construcción del Circo de Tarraco, gran parte del espacio que hoy ocupa la Plaça de la Font fue un centro de producción de cerámica.

Los arqueólogos Jordi López y Lluís Piñol, autores del libro Terracotes arquitectòniques romanes. Les troballes de la Plaça de la Font, presentado el jueves en el Institut Català d'Arqueologia Clàssica, divulgan la importancia de las piezas encontradas entre restos de arcilla. Los restos fueron hallados en 1995 y 1996, en el curso de la construcción de un aparcamiento subterráneo.López ha manifestado al Diari que el subsuelo de la arena del Circo, primero, y de la Plaça de la Font, siglos después, guardó restos cerámicos de gran trascendencia.

El principal hallazgo lo constituyen lastras Campaña –piezas que decoraban la parte superior de las casas romanas– y antefijas –elementos ornamentales que se colocaban en los tejados–. El arqueólogo del ICAC, entidad que edita el libro en el marco de la colección Hic et nunc (Aquí y ahora), informó que la producción de lastras Campaña era habitual en Roma y en la región del Lacio, «pero es dificilísimo encontrarlas fuera de la Península Itálica». Hasta ahora «sólo se habían encontrado, en Hispania, pequeños fragmentos en Clunia (Burgos), Córdoba y Vic, mientras que en la Plaça de la Font localizamos siete y, en el Camp de Tarragona, trece». Otras piezas aparecieron en Calafell y en la Vil·la romana Tomaví (Baix Penedès).

La fábrica de Tarragona «elaboró cerámica común, como platos, y elementos ornamentales», dijo López. El resultado del hallazgo fue presentado por el arqueólogo Lluís Piñol, en el Congreso Internacional de Arqueología Clásica celebrado en Roma el pasado octubre.

En el yacimiento de la Plaça de la Font se localizaron más de cincuenta piezas de terracota, cifra que representa el cuarenta por ciento de todas las que están depositadas en el Museu Nacional Arqueològic de Tarragona. «Refuerza la excepcionalidad de Tarragona como capital de una provincia romana», concluyó López.

Archivado en: