Pase público para ver en Vigo la salina romana más antigua

M. Gimeno | Vigo www.elcorreogallego.es 18/01/2009

La Consellería de Cultura ha invertido 1,4 millones en recuperar un yacimiento arqueológico que cuenta con un centro de interpretación. El museo, que abre en quince días, está en el centro de la ciudad.

Vigo y la sal; la sal y Vigo. El binomio, trascendente para la historia de la ciudad olívica desde el siglo I después de Cristo, desvelará parte de sus claves con la apertura del Centro Arqueológico del Areal, bautizado como Salinae, que contiene una de las salinas de evaporación solar más antiguas.

Catalogado por los expertos como un yacimiento arqueológico "único" por su antigüedad, ya que está datado entre los siglos I y III después de Cristo, una de sus características singulares reside en estar incardinado en el corazón de la ciudad olívica y, por tanto, de muy fácil acceso para todos los interesados en la historia de Galicia.

Diez años después de haber sido descubierto, como consecuencia del inicio de las obras de construcción del centro de salud de la calle Rosalía de Castro, el yacimiento deja en evidencia la estructura completa de una salina romana, ya que se distingue perfectamente desde los depósitos del agua marina a las cavidades profundas donde se acumulaba, o las áreas de evaporación que eran de menor altura con la finalidad de que el agua se calentara y las zonas donde se conseguía la cristalización de la sal.

Con una inversión de 1,4 millones de euros, la Consellería de Cultura no solamente ha conservado in situ los restos arqueológicos hallados, obligando a variar el proyecto constructivo del centro de salud, ya que el yacimiento se encuentra en el subsuelo de la fachada principal, sino que ha creado un centro de interpretación. Se ha diseñado expresamente un programa didáctico para que los visitantes reciban toda la información sobre el proceso de obtención de la sal utilizado por los romanos.

Además, la exposición se completa con los usos de los romanos para obtener el condimento de la sal y el uso que le daban en su existencia cotidiana, y como fuente de ingresos, ya que llegaba a ser una parte del sueldo.

Máxima accesibilidad cultural
No habrá excusa para perderse la visita a la joya arqueológica que significa la salina romana más antigua, porque la Consellería de Cultura ha decidido que la entrada sea gratuita. Además, el centro arqueológico es totalmente accesible porque se encuentra en la misma entrada del centro de salud de Rosalía de Castro. De este modo se pone en relieve el hallazgo arqueológico entre los vigueses, y se proyecta la importancia de Vigo como asentamiento romano.

El peso de la presencia romana en Vigo es constatable en el Museo de Castrelos, donde se exhiben piezas conservadas en un estado óptimo tras ser halladas en distintos yacimientos .

La urbe de las salazones
En la mayor parte del litoral vigués los arqueólogos han constatado la importante presencia de los romanos, quienes desarrollaron una importante actividad comercial a partir de las salazones de pescado. Los asentamientos, con los que sería posible crear la ruta romana, se extienden desde Alcabre a Teis.

Máximo interés por la villa de Toralla
Descubierto en 1992, el yacimiento arqueológico de Toralla, que contiene una villa romana construida entre los años 300 y 450 después de Cristo, es el primer ecomuseo de Vigo. Aunque carece de un centro de interpretación y la entrada es gratuita, genera un gran interés.

Necrópolis en el centro urbano
Entre los hallazgos de la última década destaca la necrópolis descubierta en la antigua calle Hospital. En ésta se constató gran variedad de tipos de enterramientos. Expertos de la Universidade de Santiago analizan en la actualidad estos restos.

Importantes restos en la calle Areal
La construcción de un nuevo aparcamiento entre las calles Pontevedra ha sacado a la luz restos de viviendas de la época tardorromana, además de una salina del siglo II. De este modo se confirmaría que el subsuelo de la calle Areal alberga una gran salina.

Archivado en: