Posidonio de Apamea, el astrónomo que inició el descubrimiento de América

Salvador Ochoa Soriano www.elpais.com 26/02/2009
A pesar de ser menos conocido que Eratóstenes, ideó un método para medir la circunferencia terrestre.

A pesar de ser mucho menos conocido que el astrónomo de la antigua Grecia Eratóstenes, Posidonio de Apamea ideó, como el astrónomo griego, del que tanto hemos oído hablar, un método para medir la circunferencia terrestre, aunque lo hizo casi un siglo y medio después. Esta medición bien pudo influir en el descubrimiento de América que Colón realizó más de 1.500 años más tarde. Se conoce mucho el método de Eratóstenes para determinar el perímetro de la circunferencia terrestre, pero el de Posidonio, que es muy ingenioso y está más relacionado con la Astronomía, no ha sido muy divulgado.

Posidonio era geógrafo, filósofo y matemático, además de astrónomo. Nació en Apamea de Siria, pero viajó en su tiempo por Hispania y Mauritania. Cerca de la actual Cádiz pudo observar las mareas oceánicas y en su obra Sobre el océano expone la explicación de las mareas relacionándolas con la atracción lunar.

No se ha conservado ninguna de sus obras ni de su método de medición de la circunferencia terrestre, que es por lo que se le conoce, tenemos noticia por las obras del astrónomo Cleómedes y por las referencias que de él hicieron Ptolomeo y el geógrafo Estrabón. Sus cálculos hubieran influido de otra forma en la aventura de Cristóbal Colón, pero muchos investigadores piensan que la labor de transcripción de Estrabón y Ptolomeo, cuyas obras leyó Colón, alteraron sus mediciones.

La estrella Canopus
Cleómedes explica en su obra Sobre el movimiento circular de los cuerpos celestes el método que permitió a Posidonio determinar la circunferencia terrestre. Posidonio había observado una estrella llamada Canopus de la constelación Carina que era visible desde la ciudad de Alejandría, pero al ser una estrella del hemisferio Sur, se veía a una altura muy baja sobre el horizonte (con un ángulo de unos siete grados y medio sobre el horizonte) y hacia el Sur. También había podido observar que en la isla de Rodas, que está más al norte, esta estrella se apreciaba justo en el horizonte sur. Posidonio pensaba que Alejandría y Rodas se encontraban sobre el mismo meridiano (aunque en realidad hay un grado y medio de longitud geográfica entre ellos) y que la distancia entre Rodas y Alejandría era de unos de 5.000 estadios. El estadio era la unidad de longitud de la antigua Grecia y equivalía a unos 180 metros.

Posidonio tuvo la genial intuición de que la misma variación de ángulo en la esfera celeste que presentaba esta estrella entre estas dos ciudades es la variación de ángulo que existe en la circunferencia terrestre entre Rodas y Alejandría. Haciendo una regla de tres se puede calcular que 7,5º es a 360º igual que 5.000 estadios a 240.000. Por lo tanto, 240.000 sería la longitud medida en estadios de la circunferencia terrestre.

Estadios y metros
La equivalencia entre estadios y metros es algo que no se conoce con toda exactitud. Con un estadio de 158 metros, la circunferencia terrestre de Posidonio sería de unos 38.000 km. Si por el contrario, el estadio equivale a 180 metros: 240.000 estadios equivalen a 43.200 km. En cualquier caso son longitudes para la circunferencia terrestre que se aproximan al valor verdadero (40.075 km). Ese valor podría haber sido el que tomó como referencia en su viaje Cristóbal Colón, de no ser porque Estrabón, un geógrafo algo posterior a Posidonio, consideraba que la distancia entre Rodas y Alejandría era de 3.750 estadios y con ello redujo la circunferencia terrestre a 32.400 km. Aún redondeó esta cifra más Ptolomeo hasta llegar a 29.000 km, que fue la cifra que consideró Colón y que le hizo pensar que había alcanzado las costas asiáticas al llegar a América.

En algunas fuentes se considera que la medida de la circunferencia terrestre de Posidonio fue errónea y que el valor que midió es el que aparece en las obras de Ptolomeo, pero fuera como fuese el ingenio demostrado en este procedimiento y su sencillez ya es bastante meritorio. De esta manera, Posidonio es una figura bastante importante en la historia de la ciencia, ya que sus medidas (fueran erróneas o acertadas) incitaron a Colón a realizar su osado viaje.

Como astrónomo, Posidonio de Apamea realizó otras contribuciones importantes: mejoró algunas de las mediciones que, algunos siglos antes que él, había realizado Aristarco de Samos y llegó a la conclusión de que la distancia entre el Sol y la Tierra era del orden de 26'2 veces el diámetro de la Tierra, cuando realmente es 30'2 veces mayor. Según él, la distancia ente la Tierra y el Sol sería 6.545 veces el diámetro de la Tierra, cuando realmente es 11.756 veces mayor. Las mediciones de Posidonio para otras magnitudes como los diámetros de la Luna o del Sol son las mejores entre todas las que se realizaron en la antigüedad. Seguramente sus técnicas de mediciones de ángulos eran mejores que las de Aristarco de Samos y sus conocimientos matemáticos mucho mayores que los de Ptolomeo.

(Salvador Ochoa Soriano es profesor de Física y Química del IES La Melva de Elda)

Archivado en: