Cambrils dará a conocer su vila romana con recreaciones históricas

Eva Rolduà www.diaridetarragona.com 06/04/2009

Los vecinos de la Llosa participarán en el festival Tàrraco viva.

Por primera vez, el yacimiento romano de la Llosa, en Cambrils, se suma al festival Tàrraco Viva con recreaciones y animaciones in situ. De esta manera, la ciudad costera se adhiere a las actividades de divulgación del mundo romano en el Ager Tarraconensis, tal y como sucede ya desde hace unos años con la vila dels Munts de Altafulla y la de Centcelles de Constantí, además de en la ciudad de Tarragona.

Como explicaba el alcalde de la ciudad, Robert Benaiges, se trata de una actividad preliminar y gratuita que pretende tomar cuerpo y repetirse al menos en otra ocasión en el mes de julio con la recreación de un convivium (un banquete romano).

Magí Seritjol, coordinador de Tàrraco Viva, explicaba ayer en Cambrils que «estas actividades están en sintonía con lo que se está imponiendo en Europa. Los yacimientos no deber ser sólo piedras aptas para la visita y conocimiento de los universitarios sino entendedoras para todo el mundo». El alcalde añadía que «queremos una interacción entre la población y las ruinas, que se abra este espacio a otras actividades y que se consolide como un lugar de referencia» y recordó la importancia que tuvo el poblado de Cambrils «seguramente a nivel industrial y comercial» por donde también discurría la Vía Augusta. De hecho, el consistorio está trabajando en un plan director para convertir esta zona verde en un parque más del barrio y darle una mayor actividad.

En la presentación de la colaboración local en las jornadas Tàrraco Viva también estuvo presente la teniente alcalde de Patrimonio de Tarragona, Rosa Rossell, quien tendió la mano a los interesados en montar equipos de reconstrucción histórica. «Que sepan que lo pueden hacer con nuestra ayuda». La voluntad es crear un «festival potente dentro del territorio y más allá para explicar el legado monumental».

Un ‘convivium’ en julio
Al margen de la sesión del 23 y 24 de mayo, para el mes de julio también se prevé montar una sesión en la que se recree el típico banquete romano «de una casa acomodada», o lo que se conoce por convivium. «Durante una hora y media el público podrá ver cómo era un banquete de la época imperial; cómo se atendía a los invitados, cómo se ponía la mesa y con recreaciones de vestuario y mobiliario». Anna Maria Franquet, de la AA.VV. de La Llosa, decía que «estamos muy ilusionados en colaborar, vestirnos como romanos y explicar qué se hacía en el poblado».

Archivado en: