La industria de salazón romana en Algeciras funcionó hasta el siglo VI

ruinas de Baelo ClaudiaR. Gr. / Algeciras (Cádiz) www.europasur.com 31/10/2005

Baelo Claudia permite conocer el setenta por ciento de la topografía urbana. La ciudad fue abandonada hacia el año 110 por motivos desconocidos.

El profesor de Prehistoria de la Universidad de Cádiz Darío Bernal cerró al mediodía de ayer al seminario El Estrecho de Gibraltar como puente entre la prehistoria y la antigüedad con una ponencia que versó sobre la Arqueología romana en las dos orillas del Fretum Gaditanum. Un balance de la investigación.

El historiador puso de manifiesto la migración en el Estrecho en la época en cuestión, documentada por el tráfico de monedas, asegurando Bernal que este particular es uno de los documentos más fiables del tránsito humano.

En cuanto a los yacimientos arqueológicos en la era romana, el arqueólogo hizo un breve estudio sobre Baelo Claudia; Lixus, en el atlántico de Marruecos; Iulia Traducta (actual Algeciras); Carteia y Septem Frater (Ceuta).

En lo que respecta a Iulia, Darío Bernal dijo que se trata de una ciudad fantasma "que sabemos que se cita en las fuentes literarias y por su zeca", aunque aclaró que gracias a unas excavaciones se ha levantado todo un complejo de la industria pesquera de la época que "se ha consolidado como un referente y que funcionó hasta el siglo VI D.de C.", matizando que esta condición referencial no lo dicen los historiadores sino que lo atestigua el registro cerámico hallado. Como dato, apuntó que también se ha podido conocer la existencia, por aquel entonces, de un vivero de ostras que estuvo en producción hasta el siglo VI de nuestra era.

Especial atención puso en Carteia, cuya disertación abarcó desde la época republicana (171 antes de Cristo) hasta la bizantina (VI después de Cristo). Destacó que este asentamiento se ha conservado en sus murallas y que ocupó un plano principal en la historia arqueológica de España, hecho éste que ha posibilitado la existencia de numerosa documentación sobre el yacimiento. Admitió que las distintas excavaciones efectuadas en Carteia han permitido dejar a flote una serie de edificios que permiten valorar la evolución diacrónica de la ciudad.

Enumeró, a continuación, los edificios que se conservan de la época republicana, haciendo especial mención en el Templo, que es el más antiguo que se conserva de este período en la península ibérica y que ha podido ser reconstruido virtualmente por la arqueóloga Lourdes Román. También puso de manifiesto que el Teatro era, en su tiempo, el único edificio lúdico de la geografía romana de la época en estas latitudes.

Carteia mantendría su actividad de salazones hasta el siglo VI de nuestra era.

El contrapunto de esta ciudad era Ceuta, dijo Darío Bernal, siendo un municipio muy pequeño cuyo asentamiento estable romano data del siglo II de nuestra era. Durante mucho tiempo se debatió si realmente gozaba de la categoría de municipio, hecho éste que se aclaró con el hallazgo de fragmento donde se leía ORDO, que corresponde a Ordo Decurionum, que acredita que Ceuta tenía estatus jurídico. Otras inscripciones señalan la existencia de un templo en favor de Isis. Su esplendor llegaría en la época tardorromana, con el emperador Justiniano, en el siglo III de nuestra era, donde se convirtió en plaza fuerte para dominar el Estrecho.

En lo que respecta a Baelo Claudia, se trata de una ciudad referente en el Mediterráneo, pequeña, que ha permitido conocer el setenta por ciento de la topografía urbana. Por motivos desconocidos se abandona hacia el año 110 Después de Cristo.

Por último, el yacimiento de Lixus también permite conocer la arquitectura de la ciudad. Lamentó el historiador no contar en este particular con registros que posibiliten recurrir a la paleoflora y paleofauna, por ser elementos consustanciales a la investigación.

Archivado en: