La Armada, en colaboración con Cultura, protegerá el patrimonio subacuático español del expolio, según Chacón

Cartagena (Murcia) | EUROPA PRESS 09/07/2009

La ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció hoy en Cartagena que la Armada, en colaboración con el Ministerio de Cultura, "preservará el riquísimo patrimonio subacuático español y lo protegerá de expolios".

Chacón y la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, firmaron hoy, en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena, un protocolo general sobre colaboración y coordinación en el ámbito de la protección del patrimonio arqueológico subacuático, que permitirá, entre otras cosas, el levantamiento de las cartas arqueológicas de pecios, y en particular de los pecios de buques de Estado que se encuentran en las aguas de soberanía o jurisdicción española.

El acuerdo suscrito, que tiene por objeto dar cumplimiento a lo establecido en el Plan Nacional de Protección del Patrimonio Arqueológico Subacuático, establece que el Ministerio de Defensa, a través de la Armada, aportará los medios materiales y humanos que se determinen en cada caso y aportará los fondos documentales y archivísticos de que dispone.

Por su parte, el Ministerio de Cultura aportará el asesoramiento técnico de la Subdirección General de Protección de Patrimonio Histórico y del Instituto del Patrimonio Cultural de España, así como los medios de que dispone el Museo Nacional de Arqueología Subacuática. Ambas partes, además, estudiarán oportunidades de formación y adiestramiento mutuo en aquellas áreas de interés común.

Chacón aseguró que "la defensa de nuestro patrimonio cultural subacuático es una de las misiones prioritarias para nuestras Fuerzas Armadas", aunque aclaró que "no es algo nuevo", pues desde hace 60 años se mantiene actualizada la información de los barcos españoles hundidos, así como se realizan labores de detección y protección de los pecios.

Asimismo, Chacón anunció que, antes de que acabe el verano, la Armada comenzará los trabajos para intentar localizar e identificar el buque 'Reina Regente', hundido en aguas cercanas a Barbate (Cádiz) en 1895, en el que fallecieron más de 400 marinos españoles.

Al hilo, González-Sinde destacó la colaboración de las administraciones en este proyecto, que coloca a España como uno de los primeros Estados en ratificar la Convención de la Unesco sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, y agradeció al Ministerio de Defensa su "disposición y altura de miras".

"Hoy es el Ministerio de Defensa de la Cultura y no se me ocurre algo más hermoso que ese nombre", indicó González-Sinde, para quien acuerdos como este suponen "una razón más para estar muy orgullosos de nuestras Fuerzas Armadas". "Fijamos hoy un rumbo ambicioso con los mejores colaboradores, quienes más conocen y aman el mar", agregó.

Las ministras de Defensa y Cultura, previamente al acto de firma del protocolo, embarcaron en el cazaminas 'Duero' para asistir a una demostración en la mar de las capacidades con las que cuentan los buques de la Armada que participarán en estos proyectos, para la localización de restos subacuáticos mediante vehículos submarinos operados de forma remota.

Durante la visita, a la que se unieron el jefe de Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo García, y el Almart de Cartagena, Emilio Nieto, las ministras pudieron presenciar desde el puente de mando la maniobra de desatraque del cazaminas, tras lo que conocieron la sala de mandos y el Centro de Información y Combate (CIC).

Seguidamente, pudieron comprobar 'in situ' la localización de un barco hundido, concretamente un antiguo remolcador, primero mediante el sónar, así como su posterior identificación con el 'Pluto Plus', un vehículo submarino no tripulado, autopropulsado mediante baterías, ligero y que cuenta con cámara de vídeo.

Normalmente, el 'Pluto Plus' se emplea para la localización y neutralización de minas, para lo que trabaja a profundidades de hasta 200 metros. Sin embargo, en el caso de los pecios, empleará su capacidad completa, que es de 300 metros, para identificar los restos.

El capitán de fragata Pedro de la Fuente, del Estado Mayor de la Fuerza de Acción Marítima, explicó que la capacidad de la Armada para apoyar la protección del patrimonio arqueológico sumergido es de seis cazaminas de la clase 'Segura', uno de ellos el 'Duero', así como el buque de salvamento y rescate 'Neptuno', los buques hidrográficos y las unidades de buceo de Cartagena, Ferrol, Cádiz y Las Palmas.

Archivado en: