Se paraliza el Centro de Interpretación de la herencia romana en Collado Mediano

Adriana Ramírez | Collado Mediano (Madrid) www.cope.es 21/10/2009

La crisis económica ha dado al traste, al menos de momento, con uno de los proyectos de desarrollo económico, por su atractivo turístico, más importantes de Collado Mediano. El Centro de Interpretación de la Posada Romana no podrá abrir por falta de recursos para concluir la totalidad del proyecto.

El Centro de Interpretación de la Posada Romana Miaccum de Collado Mediano está terminado, pero permanece cerrado a la espera de que vuelva a haber fondos para financiar los trabajos arqueológicos de La Mansio, construida entre los siglos I y V después de Cristo, y se pueda dar continuidad a las labores de recuperación de la calzada romana, que permanecen prácticamente igual que cuando comenzaron en 1995.

La alcaldesa, María Rubio, pide que este proyecto no caiga en el olvido. "Yo le he dicho a los arquitectos y arqueólogos encargados vayan rematando porque me gustaría tener terminado el proyecto, ya veremos la forma de financiarlo, pero por lo menos no dejarlo. Yo creo que es algo muy importante para nuestro municipio porque le puede dar un desarrollo a nivel turístico y tenemos que seguir apostando por ello".

De momento, el público tendrá que conformarse con recorrer a pie lo que se ve de la calzada empedrada que conducía a este tesoro histórico y que fue denominada por los propios arqueólogos como Vía 24 del itinerario de Antonino.

Hay que recordar que en 2003 se iniciaron las excavaciones en este yacimiento romano, también conocido como El Beneficio. Allí se localizaron los restos de un edificio cuadrangular, de proporciones regulares y en cuyo interior se han ido descubriendo los restos de las diferentes estancias que conformaron una posada: un área termal, una cocina, un comedor amplio y unas salas de dormitorio. El Centro de Interpretación viene a completar un proyecto para ofrecer a los visitantes la posibilidad de conocer una parte de la huella que el Imperio Romano dejó a su paso por la Sierra del Guadarrama.

Archivado en: