Epopeya de Eneas

María Félez | Calahorra (La Rioja) www.larioja.com 21/11/2009

Se cumplen quince años sin rastro del sello de Eneas, una pequeña joya romana de gran perfección en su talla y un valor incalculable.

Enero de 1980, cloacas de Calahorra. José Luis Cinca, actual presidente de 'Amigos de la Historia,' encuentra, entre otras piezas romanas, un sello en el que se plasma la historia de Eneas, hijo de Afrodita y natural de Troya que sobrevivió a la destrucción de la ciudad por parte de los griegos. Años después y dentro de una cesión de todas las piezas halladas, el sello se entrega al Consistorio de Calahorra para que sea expuesto en el Museo Municipal, algo que nunca llega a suceder.

En 1994, la asociación 'Amigos de la Historia' recibe la terrible noticia de que el sello ha desaparecido, incluso se le llega a acusar de haberse quedado con él. Desde entonces y hasta ahora, nadie ha vuelto a saber del paradero de una de las piezas más importantes del patrimonio calagurritano en cuanto a joyería. Al menos, el sello tuvo el tiempo suficiente de poder ser valorado. En ese momento, se hizo una réplica casi al detalle que permite ahora, treinta años después, comprobar la belleza que podía tener el original.

A punto de cumplir tres décadas desde su descubrimiento, algunos son los que han intentado conocer el paradero de esta pieza. «Me llegaron indicios de que podía haber sido montado en una joya, pero nada contrastado porque si no lo hubiese denunciado», explica el joyero y único tasador de alhajas de La Rioja, Jesús Ángel Ruiz.

El sello que según este gemólogo «es único» tiene una importancia incalculable no sólo por su procedencia y por su valor como joya. Una de las singularidades de este sello radica, según Jesús Ángel Ruiz, en que «se trata de una pieza, que por representar a un semidios no podía tener como propietario a un ciudadano corriente sino que tenía que ser una persona muy influyente a nivel político y religioso». Eso es lo que distingue esta pieza de otras de las encontradas en Calahorra y lo que le da un valor que en la tasación que se realizó en los años 90 llegó hasta los 30.000 euros.

Único sello de Eneas
«Cuando me planteé hacer una réplica, a finales de los 90 pensé en que no se podía hacer exactamente igual que la original para evitar problemas futuros. Por eso, se trata de una pieza única y distinguible incluso entre otros sellos de Eneas romanos encontrados en otros lugares. Es un pequeño detalle que sólo yo conozco y que me encargaré de que quede para la posteridad mediante una carta ante notario», comenta.

Con un entalle excepcional, Jesús Ángel Ruiz explica que «ni con todos los sistemas y modernidades que hay en la actualidad se podría tallar una pieza tan pequeña de la forma que está tallado el sello de Eneas, precisamente por eso tiene al valor que tiene, además de por ser una pieza romana y del valor sentimental que tiene para la ciudad». Y es que aunque han desaparecido más piezas encontradas en la ciudad, este sello está en la mente de todos los calagurritanos.

«Nunca había visto nada parecido, con una belleza y una perfección en el entalle tan excepcional», asegura. La pieza se trata de una ágata bicolor de dos colores naturales. Una pena que se haya perdido, posiblemente, para siempre.

El sello de Eneas y su historia
La pieza: es un pequeño entalle de ágata bicolor en colores naturales que representa la historia de Eneas y la supervivencia de su estirpe tras la destrucción de Troya.
Su hallazgo: José Luis Cinca la encontró en las cloacas romanas en 1980. Desapareció en 1994.
Su importancia: tiene importancia por su perfección en la talla y por pertenecer a alguien influyente. Se valoró en 30.000 euros.

Archivado en: