Fastuosas casas y termas romanas vuelven a su origen gracias a la tecnología

Roma | EFE 03/12/2009

Dos de las más fastuosas "domus", casas señoriales romanas, y parte de unas termas pueden ser visitadas desde hoy en Roma tal como fueron en su época de esplendor, gracias a la aplicación de tecnologías como la gráfica computerizada, los vídeos digitales y diversos efectos lumínicos.

Se trata de los restos arqueológicos hallados desde 2004 bajo el Palacio Valentini, sede de la Provincia de Roma, que se encuentra detrás de los Foros Imperiales, y en concreto del Foro de Trajano.

Los arqueólogos encargados de las excavaciones piensan que estas casas, tan cercanas al centro neurálgico de la ciudad y desde cuyas ventanas podía verse la Columna de Trajano, pertenecían a personajes influyentes de la nobleza romana, seguramente senadores, y formaban parte de una especie de urbanización senatorial.

La riqueza con que sus dueños dotaron a estas construcciones del siglo IV d.C. ha sido recreada en lo que hoy son ruinas a través de un recorrido guiado con luces y proyectores.

Se trata de "un intento de extraer de las piedras la atmósfera, la vida" de este rincón de la Roma Antigua sin alterarlo de forma irrevocable, dijo en la presentación de la visita su responsable, Piero Angela.

El complejo tiene su entrada en las Pequeñas Termas de Trajano, que podrían haber pertenecido al conjunto de una de las "domus", aunque los investigadores aún no han podido confirmar esta hipótesis.

De la oscuridad absoluta en que está sumergida la sala en un primer momento, comienzan a surgir restos de pavimento, de columnas y de conductos a los pies del visitante, bajo una plataforma elevada de cristal.

El agua que corre por las tuberías, los reflejos del líquido en las piscinas, el fuego de las calderas, rodean al espectador con sus colores y sonidos. El juego de luces permite restaurar virtualmente las pinturas de los muros y los mosaicos de los suelos.

Los vídeos, proyectados sobre las paredes del subterráneo, dan una idea global del edificio, e incluso sirven para entender cómo fue su final: un incendio, quizás provocado por un terremoto.

Para acabar, en una pared de una gran sala vacía se proyecta un vídeo en el que se ve a vista de pájaro una reconstrucción de la Roma Imperial, mientras en el suelo se observan imágenes de la Roma actual.

Estos nuevos espacios del Palacio Valentini, que han sido inaugurados por el presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano, podrán ser visitados hasta el 6 de enero de 2010, antes de que se reinicien los trabajos de excavación.

Estos trabajos pretenden continuar en la zona que rodea al búnker que el dictador Benito Mussolini tenía en este lugar, y que desemboca en la Columna de Trajano.

Los investigadores creen que el área todavía reserva muchas sorpresas, y han adelantado que una de ellas podría ser el Templo del Divino Trajano, del que existen referencias en textos antiguos, pero cuyos restos han sido buscados en vano hasta ahora, por lo que algunos autores han puesto en duda su existencia.

Sin embargo, el reciente hallazgo de una platea y de dos grandes muros que parecen formar parte de un edificio público hacen pensar que el templo se encuentra en este lugar.

Archivado en: