Las mejores piezas de Mérida vuelven a casa

Juan Soriano | Mérida www.hoy.es 03/12/2009

“Vuelven páginas de nuestra historia”. Con estas palabras, el director del Museo Nacional de Arte Romano, José María Álvarez, resume la esencia de la exposición que se podrá ver en el centro emeritense hasta el próximo 4 de abril. Su título oficial es ‘Piezas emeritenses del Museo Arqueológico Nacional’, y muestra una selección de 29 de los más de 200 objetos procedentes de tierras emeritenses que se exhiben en el museo madrileño.

La mayor parte de estas piezas fueron donadas al Arqueológico Nacional o bien adquiridas (la última en 1982) “en buena lid”, como destacó José María Álvarez. Para los organizadores de la muestra, esta selección permite completar la colección que se exhibe en Mérida sobre aspectos cotidianos del pasado romano emeritense.

Entre las piezas escogidas, destaca un vaso de ágata con representación báquica que apareció en el corral de una casa en 1916. Otra muestra de la vida cotidiana emeritense es un ‘speculum magnum matricis’ (instrumento para exploraciones ginecológicas), el único que se conserva en la Hispania romana y prácticamente también en el mundo, ya que sólo hay otros dos en Nápoles, aunque en peor estado de conservación.

También llama la atención un documento epigráfico con la inscripción ‘CENDIO’, que para algunos especialistas hace referencia a un incendio que arrasó la escena original del Teatro Romano.

Retratos romanos hallados en Hernán Cortés
La directora general de Patrimonio Cultural, Esperanza Díaz, ha informado también de que los dos retratos romanos hallados en el antiguo Cuartel Hernán Cortés, de Mérida, se han incorporado al discurso expositivo de la muestra ' Piezas emeritenses del Museo Arqueológico Nacional '.

La restauración de estas piezas ha sido sencilla y la conservadora del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, Trinidad Nogales, ha afirmado que se desconoce a quienes representan estos dos retratos debido a que no se ha podido recuperar el epígrafe o pedestales que los acompañaba.

Estas dos piezas son un magnífico ejemplo de la escuela retratística emeritense y repiten el modelo republicano, es decir, en donde no hay ninguna concesión a la idealización. Asimismo ha añadido que ambas pertenecen a dos talleres diferentes, de las que una conserva parte de la policromía original del cabello.

MÁS INFO:
Piezas emeritenses del Museo Arqueológico Nacional

Archivado en: