Encuentran huesos de un oriental en un yacimiento romano de Italia

Roma | EUROPA PRESS 02/02/2010

Datan de hace 2.000 años y corresponden a un trabajador o esclavo.

Investigadores que excavan un cementerio romano en un yacimiento en Italia han realizado un descubrimiento sorprendente cuando extrajeron el ADN mitocondrial antiguo (ADNmt) de uno de los esqueletos enterrados: los viejos huesos de un varón de hace 2.000 años revelan una ascendencia materna de Asia oriental. Los resultados serán presentados en la Conferencia de Arqueología Romana en Oxford (Inglaterra), en marzo, y han sido publicados en la revista Journal of Roman Archeology.

Según Tracy Prowse, profesora de Antropología en la Universidad de McMaster y autor principal del estudio, los datos isotópicos indican que aproximadamente el 20% de la muestra analizada hasta la fecha indica que los restos no corresponden a alguien procedente de los alrededores del yacimiento italiano de Vagnari. El ADNmt es otra línea de evidencia que indica que al menos una persona era de origen de Asia oriental.

"Estos datos preliminares isotópicos y del ADNmt aportan pruebas de que algunas de las personas que vivieron y murieron en Vagnari eran extranjeros, y que pudieron haber llegado a Vagnari de más allá de las fronteras del Imperio Romano", dijo Prowse. "Esta investigación se ocupa de cuestiones más amplias relacionadas con la globalización, la movilidad humana, la identidad y la diversidad en la Italia romana."

Sobre la base de su trabajo en la región, se cree que el hombre de Asia Oriental, que vivió entre los siglos primero o segundo antes de Cristo, en pleno Imperio Romano, era un esclavo o un trabajador. Los restos recuperados de su enterramiento sólo incluyen una olla, que los arqueólogos han utilizado para fijar la fecha del entierro.

El equipo de Prowse no puede precisar cuánto tiempo hace que él o sus antepasados llegaron a Roma desde Asia oriental: podría haber hecho el viaje solo, o sus genes de Asia Oriental podrían proceder de un antepasado lejano por vía materna. Sin embargo, las pruebas de isótopos de oxígeno indican que definitivamente no era nacido en Italia y probablemente llegó desde otras partes del Imperio Romano, informa 'Science Daily'.

Durante el Imperio, Vagnari era una finca de propiedad imperial controlada por un administrador local. Los trabajadores estaban empleados en actividades industriales en el sitio, incluyendo la fundición de hierro y la producción de azulejos y baldosas. Estas baldosas se utilizan para techos de edificios en el sitio y también fueron utilizados como cubiertas graves para las personas enterradas en el cementerio. Cuadros fragmentarios que se encuentran en este lugar y alrededores de Vagnari están marcados con el lema "Grato Caesaris", que se traduce en "esclavo del emperador.

Archivado en: