Descubren una cloaca romana junto a la antigua Vía Principalis

Cristina Fanjul | León www.diariodeleon.es 15/02/2010

La importancia del hallazgo reside en el hecho de que gracias a las «alcantarillas» se puede llegar a descubrir el entramado viario de la Legio VII, aún poco conocido.

La semana pasada se descubrió en la calle Conde Luna un tramo de las cloacas del campamento de la Legio VII. Si bien este hallazgo no tiene la importancia que tuvo la exhumación de otros vestigios, como el anfiteatro, los Principia o los barracones, resulta destacado para comprender cómo era el urbanismo campamental, por dónde transcurrían sus principales vías.

Y es que, como destaca Ángel Morillo, profesor de Arqueología Romana de la Universidad Complutense, las cloacas siempre están asociadas a calles, puesto que era precisamente ahí donde se encontraban los registros, que se abrían en caso de que este «canal» se obstruyera. Destaca que, si bien no se ha descubierto ningún resto que lo atestigüe, en esta zona se encontrarían las casas de los tribunos, con lo que el descubrimiento estaría señalando una de las «calles» del campamento dónde vivían los generales romanos.

En este sentido, hay que recordar que bajo Palat del Rey había una calle perpendicular a la Vía Principalis (actual calle ancha) y sería la primera que se encontraría quien entrara en el campamento por la Puerta Pretoria.

Y es que si hay algo que aún esconde secretos es el entramado viario de la Legio VII, con lo que el descubrimiento no resulta baladí. Sin ir más lejos, la reconstrucción del trazado romano de Astorga, realizado por Luengo y García Bellido a mediados del siglo pasado se realizó con un plano de las cloacas.

Más alcantarillas. No es la primera vez que los trabajos arqueológicos sacan a la luz los «desagües» imperiales. Cabe recordar el que puede verse en la clausurada cripta de Puerta Obispo o el que apareció en el año 2001 en un solar de Ramón y Cajal, en la esquina de la calle Abadía.

Este hallazgo es fruto de las catas que comenzaron en el mes de agosto y que comprenden una superficie de 400 metros cuadrados. Si bien aún no ha sido posible, los trabajos podrían sacar a la luz las construcciones más desconocidas del campamento romano, la praetentura, comprendida entre la vía principalis, que discurre bajo la actual calle Ancha y el lienzo meridional de la muralla. Y es que en otros campamentos romanos de las fronteras de Germania o Britania, este sector está ocupado por barracones de tropa, que en este caso parecen alineados norte-sur. En este sector, cerca de la Vía Principalis (actual calle Ancha), también se encontrarían las viviendas de los oficiales de la legión (tribunos) y se podrá constatar la existencia de una vía perimetral junto al lienzo interior de la muralla. Extramuros se encuentran los restos del anfiteatro, cuyos muros quedarían visibles si finalmente se interviene en la calle Cascalerías. Por otro lado, la excavación podría revelar los dos campamentos anteriores del siglo I d.C -”Legio VI Victrix-” que yacen bajo los restos del de la Legio VII.

MÁS INFO: Dos tercios de la ciudad romana son aún un enigma

Archivado en: