Viaje virtual al Imperio Romano

teatro romano de CluniaMar González www.abc.es 01/08/2005

Un globo aerostático y un sofisticado programa informativo han permitido reconstruir en imágenes el estado original de teatro de Clunia, que después de más de dos milenios sigue acogiendo espectáculos.

BURGOS. Los romanos construyeron la ciudad de Clunia Sulpicia en el siglo I d. C. y allí ubicaron uno de los teatros de mayor aforo en la época con capacidad para 11.000 espectadores. Dos milenios años después, los trabajos arqueológicos han permitido recuperar el teatro para el uso y reconstruido su imagen de modo virtual a través de las nuevas tecnologías.

Un escáner tridimensional láser de última generación, del que solamente existe otro en España, ha servido para realizar una recreación virtual del teatro de Clunia desde la estructura arquitectónica a los elementos decorativos. El codirector de la investigación, Miguel Ángel de la Iglesia, explica que esta imagen, compuesta por millones de puntos, permitirá planificar mejor las actuaciones a llevar a cabo en la ciudad romana ubicada en la provincia de Burgos.

El Laboratorio de Fotogrametría de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Valladolid ha colaborado con el equipo de investigación en la realización de este «modelo virtual del teatro». En su elaboración se han utilizado también las imágenes tomadas desde un globo aerostático por una cámara teledirigida perteneciente a la Escuela Técnica Superior de Topografía y Geodesia de Ávila.

Reutilizaciones

De la Iglesia señala que gracias a estas tecnologías, y tomando como base los restos existentes en la actualidad, se recrea toda la historia del teatro «desde su construcción a su abandono pasando por sus sucesivas reutilizaciones». El otro codirector de Clunia, Francesc Tuset, recuerda que el teatro fue construido en el siglo I y utilizado como tal «sólo un par de generaciones». La primera reforma fue su transformación en anfiteatro y su utilización para otro tipo de espectáculos como la tauromaquia, según han apuntado algunos restos encontrados en las sucesivas campañas de excavación.

Las investigaciones realizadas constatan que el anfiteatro fue utilizado hasta el siglo XV y XVI y «a partir de ahí se produjeron diversos saqueos« hasta el siglo XX cuando se inicia su recuperación «partiendo de las piezas que no quisieron o no encontraron los saqueadores».

La aplicación de las nuevas tecnologías ha permitido recrear toda la secuencia histórica del teatro lo que, según indica Miguel Ángel de la Iglesia, facilita «comprobar las diferentes hipótesis de investigación e incorporar a su lugar original los hallazgos» que se encuentran cada campaña de excavación.

25 personas de seis universidades españolas participan cada año en la campaña de excavación a la que acuden también alumnos y profesionales extranjeros, sobre todo de EE.UU., a través del programa ArqueoSpain. Para ellos, la ciudad romana de Clunia es un «paraíso arqueológico», donde «aparecen restos de gran envergadura vinculados al mundo clásico mientras en su tierra solo tienen yacimientos prehistóricos o indígenas».

Fachada exterior

Si el ritmo de trabajo de mantiene, el equipo de investigación espera que el interior del teatro esté totalmente recuperado en un par de años, pero todavía queda una década para completar el trabajo en este elemento de Clunia. Tuset explica que, tras la excavación del graderío y la escena, en el futuro la excavación se trasladará a la fachada exterior del teatro, «que por su situación podría verse hasta 10 ó 15 kilómetros de distancia» y se estudiará la posible existencia de espacios subterráneos bajo el escenario.

Los trabajos de excavación realizados en Clunia en los últimos años han permitido recuperar el graderío, con menor capacidad de la original y liberar el espacio imprescindible para la instalación de un escenario. De este modo se está cumpliendo el objetivo de la Diputación de Burgos, responsable de la recuperación de la ciudad romana, su promoción turística y revitalización con la realización de espectáculos en el teatro.

Archivado en: