La Junta inicia medidas de conservación para los mosaicos de la villa de Camarzana

B. Blanco | Zamora www.laopiniondezamora.es 18/03/2010

El director de las excavaciones, Gregorio Marcos Contreras, destaca la calidad de las representaciones en los azulejos del asentamiento romano.

La Junta de Castilla y León, actual propietaria del asentamiento de la villa romana de Camarzana de Tera, está acometiendo medidas de conservación y preservación de los mosaicos encontrados en las excavaciones de la zona. Así lo explicó ayer el director de estos trabajos, Gregorio Marcos Contreras, quien participó en el ciclo de conferencias de arqueología romana en la provincia de Zamora, que se desarrollaron en el salón de actos del Museo de Zamora. «Se ha hecho una primera campaña de restauración de los mosaicos in situ e imagino que la pretensión de la Junta es seguir por esa vía para conseguir un entorno integrado, donde los mosaicos puedan visitarse en su ubicación originaria y en un estado de preservación mejor que el que tienen ahora», explicó el arqueólogo.

Bajo el título «La villa romana de Camarzana de Tera: mosaicos y contexto construido», Marcos Contreras habló en su conferencia sobre la importancia de los mosaicos de la zona de Los Valles de Benavente y de la grata sorpresa que supuso el descubrimiento de azulejos tan bien conservados en la zona. «Aun cuando ya se tenía constancia de que la villa tenía mosaicos, lo interesante fue que no encontramos sólo un par de ellos, con el resto lleno de pavimentos de tierra y argamasa con ladrillo machacado, como suele ser lo habitual, sino que buena parte de la extensión de la villa estaba pavimentada con mosaico, con suelos de bastante buena calidad».

Para el arqueólogo, el mosaico más significativo es aquel «que representa el rapto de Europa. Por desgracia, tiene una parte importante perdida, pero se puede reconocer perfectamente. En calidad técnica menor, pero igual a nivel compositivo, hay también una interesante representación de Orfeo con las fieras y un tercer motivo que, dado su estado de conservación, no hemos podido adivinar», enumeró.

Respecto al valor arqueológico de estas excavaciones, Marcos Contreras aseguró que con ellas «se tiene una nueva información sobre el poblamiento romano en el entorno de Benavente, en la comarca de Los Valles. En este caso, para lo que es la provincia de Zamora, tiene un interés añadido bastante grande, al ser los primeros mosaicos figurados que aparecen. Además, nos encontramos con una excavación en la que, de las once habitaciones encontradas, siete de ellas están pavimentadas con mosaico». En general, tras largas campañas de excavación, que no han sido el caso de Camarzana, pues los trabajos han durado poco más de tres meses, «se consiguen cuatro o cinco mosaicos o estos son geométricos, mientras que aquí son motivos figurados», recalcó el experto.

Los restos de la villa de Camarzana de Tera datan de entre finales del siglo tres y los últimos años del cinco después de Cristo. Junto a los mosaicos, ha aparecido también, aunque más escasos, otro tipo de materiales de la época, como ruinas de una columnata, fragmentos cerámicos, monedas y restos de vidrio y hierro, que se exponen en el Museo de Zamora.

Con esta conferencia finaliza este ciclo de charlas sobre arqueología en la provincia, promovido por el Instituto de Estudios Zamoranos «Florián de Ocampo», el Museo de Zamora, la Junta de Castilla y León y la Diputación y el Ayuntamiento de Zamora.

Archivado en: