Se abren al público el circo romano y la necrópolis de Segóbriga

Juan Vicente Muñoz-Lacuna | COLPISA 17/04/10

El emplazamiento conquense fue uno de los más importantes de Hispania interior.

La ciudad romana de Segóbriga, en Saelices (Cuenca), fue una de las más importantes de la Meseta en la época romana. Lugar de paso de la calzada que unía Cartago Nova (Cartagena) con Complutum (Alcalá de Henares) y que después conectaba con la que enlazaba Toletum (Toledo) con Segontia (Sigüenza), Segóbriga llegó a contar con teatro, anfiteatro, termas, templos, foro y acueducto. Convertida hoy en parque arqueológico, desde el mes de mayo abrirá al público el circo y la necrópolis que han aparecido en las últimas excavaciones. La necrópolis será una de las pocas visitables de España.

400 metros de longitud
Las investigaciones realizadas sobre los restos del circo romano revelan que este edificio que albergó espectáculos ecuestres comenzó a construirse a mediados del siglo II después de Cristo si bien las obras nunca llegaron a finalizarse. El circo llegó a tener 80 metros de ancho y unos 400 de longitud y se levantó sobre una antigua necrópolis de incineración cuya existencia era desconocida hasta la fecha.
“Ahora sabemos que Segóbriga tuvo teatro, anfiteatro y circo, lo que indica que fue una de las ciudades más importantes de la época romana”, explica Raúl Añover, delegado provincial de Cultura en Cuenca. Al abrirse al público, este parque arqueológico tendrá “un atractivo más para el visitante porque no sólo ampliamos el recorrido sino que también ponemos en valor una de las pocas necrópolis con elementos in situ que se conocen en España”.

Anfiteatro restaurado
Además de estas estructuras que podrán contemplarse a partir del mes de mayo, el Parque Arqueológico de Segóbriga, que el año pasado recibió a cerca de 75.000 visitantes, va a ver mejorado su anfiteatro con cargo al programa del 1 por ciento Cultural. En total, se invertirán algo más de tres millones de euros para sacar a la luz más de 1.000 localidades de la cávea sur (graderío) frente a las 700 con que cuenta en la actualidad. También se mejorará la seguridad y se repararán las humedades de este anfiteatro, el mejor conservado dentro de la Hispania interior, que se construyó flanqueando la entrada principal de la ciudad. El anfiteatro, que se levanta frente al teatro, llegó a ser el edificio más grande de Segóbriga y siglos más tarde se utilizó como almacén agrícola y cantera del cercano monasterio de Uclés (Cuenca).

“Lapis specularis”
Segóbriga es hoy el parque arqueológico más visitado de Castilla-La Mancha. Su ubicación alejada de otros núcleos urbanos ha garantizado un buen estado de conservación de sus restos y ha favorecido el descubrimiento de datos sobre cómo era la vida cotidiana en una ciudad de la Meseta de la España romana. Así, se sabe que llegó a acuñar monedas y que sus minas de “lapis specularis” eran famosas. Plinio llegó a referirse a ellas en sus escritos. Se trataba de un yeso cristalizado que servía como cristal de ventana para las viviendas modestas y que permitía decorar estancias en celebraciones y días señalados.

Datos útiles
Al Parque Arqueológico de Segóbriga se accede desde la salida 103 de la autovía A-3 (Madrid-Valencia). En primavera y verano el horario de visitas es de 10 a 21 horas y en otoño e invierno de 10 a 18 horas. En ambas épocas cierra los lunes. El recorrido por el parque incluye las visitas al anfiteatro, el teatro, la muralla, el foro, las termas, la acrópolis, el acueducto y la basílica visigoda y, desde el mes de mayo, la necrópolis y el circo.

ENLACES:
Segóbriga en wikipedia
Segóbriga virtual

Archivado en: