Olivares, fuente de yacimientos

Olivares (Sevilla) www.diariodesevilla.es 02/05/2010

El municipio de Olivares ofrece a sus visitantes una nueva oferta turística que aúna la riqueza del entorno paisajístico con el valor patrimonial de los restos arqueológicos, ampliando así la imagen del municipio, centrada hasta ahora en la Ruta del Conde-Duque de Olivares.

La denominada Ruta Arqueológica de los Paisajes Históricos, en marcha desde el mes de febrero, se fundamenta en tres puntos de interés: la ciudad iberorromana de Laelia, el acueducto romano de Itálica y la Torre de San Antonio. Se trata de una ruta fuera de los conocidos circuitos turísticos y de gran valor patrimonial, paisajístico y medioambiental, "que puede ser de gran utilidad tanto para el profesorado de Historia como el de Ciencias Naturales", anuncian desde el Departamento de Arqueología municipal.

La Ruta Arqueológica de Los Paisajes Históricos brinda a sus visitantes la oportunidad de convertirse en arqueólogos por un día. "Se trata de enclaves arqueológicos vírgenes, no intervenidos ni musealizados", confirma Pedro Rodríguez, responsable del Departamento de Arqueología. "Tenemos la oportunidad de acceder a los yacimientos tal como lo haría un equipo de arqueólogos, entre la flora y fauna del Corredor Verde del Guadiamar".

La visita incluyen los restos de Laelia (Cerro de la Cabeza), toda una ciudad con más de 30 siglos de historia. Sus estructuras portuarias, molinos y restos de edificios, que hoy en día aparecen semienterrados, formando parte del paisaje natural. A continuación, los excursionistas recorrerán los restos del acueducto de Itálica a su paso de Olivares -construido por el emperador Adriano en el siglo II- y la alquería islámica de la Torre de San Antonio, yacimiento de origen púnico que está catalogado como Bien de Interés Cultural, además de poseer una protección medioambiental especial, ya que es punto de anidación del cernícalo primilla y el búho real, entre otras aves.

La visita guiada, de dos horas aproximadamente de duración, permite al visitante conocer las técnicas y metodologías de trabajo que la arqueología actual emplea, al tiempo que disfruta de un entorno natural de excepción: el Corredor Verde del Guadiamar, auténtica reserva biológica y Paisaje Natural Protegido.

Los grupos de escolares que deseen acudir deben ser de 50 personas, mientras que los grupos formados por el público en general son, como mínimo, de 10 personas. La excursión incluye unos talleres de aprendizaje de la técnica de elaboración de las figuras de terracota romanas, fenicias y mosaicos romanos. Los visitantes podrán llevarse las figuras a casa tras su cocción en un horno alfarero.

La ruta empezó a plantearse a raíz de los resultados de la prospección arqueológica intensiva que se llevó a cabo entre los años 2006 y 2008. Durante este análisis se llegó a catalogar en torno a 100 yacimientos en la zona.

Según el responsable del Departamento de Arqueología municipal, Pedro Rodríguez, "hasta hace pocos años, toda la zona del Aljarafe era muy poco conocida, apenas se investigaba; sin embrago, los avances de los últimos años han puesto de manifiesto la enorme importancia que tenía el río Guadiamar desde la Prehistoria, permitiendo el asentamiento de numerosas culturas". Así, con la creación del Servicio Municipal de Arqueología y Patrimonio, Olivares se pone a la altura de municipios como Carmona, Écija o Valencina, con una larga tradición de protección del patrimonio arqueológico.

Otro de los objetivos pendiente es la construcción de un Centro de Interpretación de la Naturaleza y la Historia, donde se pretende exponer una colección arqueológica y ser punto de encuentro turístico.

INSCRIPCIÓN:
En la Oficina Municipal de Turismo de Olivares (C/ Constitución).
Teléfono: 955 718 047.
Web 'www.turismo-olivares.es'.
Precio: entre 6 y 10 euros.

Archivado en: