Los arqueólogos hallan indicios de la tercera vía romana de Galicia

Toni Silva | A Coruña www.lavozdegalicia.es 14/7/2010

Antón Malde excavará en Abegondo junto al Camino Inglés para encontrar un ramal de la Vía XX. El castro de As Travesas de Carral es el punto de partida del estudio.

La vía romana que se resistía a los arqueólogos en Galicia, la catalogada como Vía XX, podría ser localizada en muy poco tiempo. Un equipo de investigadores, dirigidos por el coruñés Antón Malde, acaba de encontrar vestigios de un posible ramal de dicho camino en el municipio de Abegondo, donde dentro de tres meses comenzarán a excavar en una orilla del Camino Inglés.

Para Malde y para el director de la excavación, José Francisco Castro, los indicios encontrados en el cercano castro de As Travesas (en el concello de Carral), junto con las tesis de Manuel Caamaño, encargado de las excavaciones en el campamento romano de Sobrado dos Monxes, confirman la presencia de la Vía XX no hacia Betanzos, sino en una línea que uniría Lugo, Parga, Friol, Sobrado, Mesón do Bento y Cabovilaño (A Laracha), para dar un giro hacia la ciudad de Santiago y concluir en Caldas de Reis.

Estaríamos así ante una especie de vía radial per loca marítima, desde la que saldrían varios ramales a la costa. «E pensamos que estamos moi preto do ramal que sairía da Vía XX cara á Coruña», señalan. Dicha vía está recogida en el Itinerario de Antonino , un documento de la Roma Antigua redactado en el siglo III y que recogía las principales rutas del Imperio romano. De los 372 caminos, 34 corresponden a Hispania, y tres de estos, al noroeste peninsular: la XVIII (Braga-Astorga), XIX (Braga-Lugo) y la XX (per loca marítima). El punto de partida de Antón Malde es el castro de As Travesas, donde la limpieza efectuada en el 2006 les permitió comprobar que estaban en un poblado de dimensiones mucho más grandes. «Estamos ante un castro de doce hectáreas, cando o normal é que na zona non pasen dunha hectárea e media», indica Malde, que apunta además la situación estratégica del lugar, con acceso a las comarcas de A Coruña, Betanzos y Bergantiños a través de Cerceda.

En el 2007, el Concello de Carral promovió la excavación en el castro, que se prolongó hasta el 2008. «Atopamos probas de ocupación nos séculos IV ou III antes de Cristo e unha reforma pola colocación dun depósito de votivos, algo así como unha urna para conmemorar algún tipo de reforma no castro, e tamén hai influencias romanas nalgúns materiais». Todas esas piezas formarán parte del museo del castro de As Travesas, todavía en proyecto a causa de la crisis. «Os indicios son moi sólidos -espeta el arqueólogo-; temos a sospeita de que o Camiño Inglés se está solapando por enriba dunha vía romana, pero que ademais se cruzaría cunha transversal que vai da Laracha a Lugo». Los argumentos no acaban ahí. «No campamento de Sobrado apareceron restos de ostras, o que significa que había unha vía cara esa zona, e estamos case seguros de que este era o lugar de paso», añaden los arqueólogos.

Archivado en: