Anunciado un organismo internacional para el retorno de los frisos del Partenón

Grecia EFE 25/11/2005

Miembros de doce comités internacionales a favor de la devolución a Atenas de los frisos del templo del Partenón anunciaron hoy en la capital helena la creación de un organismo mundial con ese objetivo.

Los comisionados visitaron hoy, por primera vez unidos, al primer ministro griego, Costas Caramanlis, y el presidente heleno, Carolos Papulias, y recorrieron el recinto de la Acrópolis, así como el lugar en que se construirá el nuevo museo que pretende albergar los mármoles, si son devueltos por el Museo Británico de Londres.

Papulias agradeció el apoyo de los representes de los comités y calificó de 'esfuerzo valeroso' las intervenciones que han llevado a cabo en los últimos veinte años para que los frisos que fueron sacados ilegalmente a fines del siglo XIX de Grecia sean devueltos.

'Se trata de un deber moral que esos tesoros de la civilización griega vuelvan a su patria', declaró el presidente.

'Tenemos respuestas para aquellos que pretenden no comprender...pero tengo la certeza de que las reglas morales mundiales prevalecerán', dijo Papulias.

David Hill, presidente del comité de Australia, declaró la voluntad de sus colegas de no cejar 'hasta que esas maravillosas estatuas sean devueltas y sean colocadas en el lugar que les corresponde'.

El viceministro de Cultura griego, Petros Tatulis, declaró que no sólo Grecia desea el regreso de los frisos del Partenón, que datan desde hace 2.500 años, sino que constituye una petición de la comunidad internacional.

Los comités a favor del regreso de los frisos reunidos en Atenas son los de Gran Bretaña, Nueva Zelanda, EEUU, Australia, Bélgica, Suecia, Italia, Serbia, España, Chipre, Rusia y Alemania.

La administración del Museo Británico de Londres se ha negado en el pasado a devolver los mármoles debido a que considera que corren el peligro de ser destruidos por la contaminación atmosférica de Atenas.

Los diversos gobiernos griegos han anunciado repetidamente la construcción de un nuevo museo de la Acrópolis que tendría una sala especial para guardar los frisos, pero no ha conseguido poner en marcha la obre debido a diversas trabas administrativas.

Archivado en: