Biblioteca británica publica manuscritos griegos en internet

Raphael G. Satter | AP 27/09/2010

La Biblioteca Británica publicó el lunes en internet uno de los acervos de manuscritos griegos más importantes del mundo, como parte de un número creciente de documentos antiguos que ha llegado al mundo digital en los últimos años.

La Biblioteca dijo que subió a la red más de un cuarto de su colección de 1.000 volúmenes de textos griegos escritos a mano, los que podrán ser consultados gratis. Los curadores esperan que la medida sea de gran ayuda a historiadores, especialistas en la biblia y estudiantes de la cultura clásica griega.

Aunque los manuscritos -entre ellos una famosa colección de fábulas de Esopo descubierta en el monte Athos en 1842- han estado disponibles para la consulta de académicos en las salas de lectura de la biblioteca, el curador Scot McKendrick dijo que al colocarlos en internet se abrirá una puerta hacia la antigüedad que todo el mundo puede cruzar.

McKendrick dijo que Londres puede ser un lugar muy costoso para quedarse cuando uno quiere estudiar los textos griegos. "No todos los académicos pueden darse el lujo de quedarse semanas o meses", dijo. La gran ventaja de estudiar los manuscritos digitalizados es "la posibilidad de hacerlo en tu propio escritorio en cualquier momento que desees hacerlo y que además sea gratis".

Aunque millones de libros han sido publicados en línea en los últimos años, especialmente a través del programa de escaneo de Google Books, los libros antiguos han tardado mucho más en salir de los archivos.

Este tipo de obras no tienen problemas de derecho de autor que sí presentan los textos contemporáneos, pero su fragilidad hace que sean difíciles de manipular. Tienen que ser abiertos con cautela y fotografiados página por página, un proceso que la Biblioteca Británica calcula cuesta un promedio de 1,5 dólares por página.

La biblioteca ha hecho esfuerzos por colocar muchas de las obras de su colección en internet, desde periódicos del siglo XIX hasta los documentos más preciados en sus arcas: los evangelios de Lindisfarne, una selección de borradores de Leonardo da Vinci y el Codex Sinaiticus, la copia más vieja que existe de la biblia cristiana.

El proyecto de digitalización de los manuscritos griegos fue financiado por la fundación Stavros Niarchos, que apoya iniciativas relacionadas con las artes y la cultura griega. Se espera que otro grupo de unos 250 documentos sea publicado en internet en el 2012.

ENLACES:
The British Library Digitised Manuscripts: www.bl.uk/manuscripts
Fundación Stavros Niarchos: www.snf.org

Archivado en: