'Pullun' en la taberna

E. Cabria | Santiponce (Sevilla) www.elpais.com 01/12/2010

Un centro de interpretación en Santiponce recrea la vida romana en el siglo II.

Para cenar hay: pvllvn, piscem, pernam o paonem. Traducido, el menú colgado en la pared de la taberna ofrece pollo, pescado, jamón o gallina. La carta en latín es parte de una copia de un mesón romano, en el que hay hasta tabernera. Es una de las dependencias del nuevo centro de interpretación de Santiponce (Sevilla), que recrea la vida cotidiana de la Roma del siglo II. Eso sí, está más inspirado en las ruinas de Pompeya, que en las de la cercana Itálica.

Con este centro, denominado 'Cotidiana Vitae' y ubicado en la plaza de la Constitución de la localidad, la Junta trata de promover el turismo cultural. Para eso, ha aportado cerca de 228.000 euros (el 45% del presupuesto total) a la habilitación de un céntrico edificio de tres plantas en el que, hasta hace dos años, no había ni paredes.

La empresa Dinamo Cultura, en colaboración con expertos de la Universidad de Sevilla y de la Delegación de Cultura, ha dedicado 24 meses a estudiar Roma. El museo reproduce una domus (casa unifamiliar) al completo, con su cubiliculum (dormitorio) y su triclinium (comedor); una plaza con puestos de telas y verduras, con gradas y pintadas en las paredes; un atrio (patio abierto) , unas termas... "Hasta las bisagras de las puertas están documentadas", asegura Alejandro Vera, arqueólogo de Dinamo Cultura.

La taberna está calcada de unos restos de Pompeya. Y es que, aunque el reclamo de las ruinas de Itálica está ahí, el centro de interpretación no refleja la cotidianeidad en la ciudad romana. "No existe suficiente documentación. Las excavaciones actuales de referencia son Pompeya y Herculano -pequeña ciudad de la región italiana de Campania-".

Nada más entrar, el grupo de visitantes, que no puede superior a 20 personas- se encuentra en una habitación a oscuras con una gran pantalla, en la que verá una corta proyección para entrar de golpe en Roma. De ahí, pasa a recorrer las dependencias típicas y se encuentra con ciudadanos romanos (estudiantes, maestros, vendedores, nobles comiendo uvas y bebiendo vino...). Y en las paredes de la calle, del mesón y de la domus verá más de 40 pintadas. Una decoración que Alejandro Vera justifica: "Es que los romanos eran muy grafiteros y teníamos que recrearlo".

En la plaza, junto al puesto de las verduras, hay una inscripción en la que el gremio de las frutas y las verduras pide el voto para un político. "Era muy recurrente que las personas, en sus casas, y los gremios, en sus puestos, pintasen grafitis. En el fondo, si hacemos un paralelismo, tampoco ha cambiado tanto", sostiene Vera.

El centro Cotidiana Vitae está concebido para impulsar las escapadas cortas, sobre todo las de fin de semana. Y es que, según la Consejería de Turismo, la visita cultural es la segunda motivación, siempre por detrás del sol y playa, que tiene el turista que se acerca a Andalucía, con 76 euros de gasto medio diario. Unido al interés que suscita el conjunto arqueológico de Itálica, la Junta pretende, con este recorrido interpretativo, promover la ruta bético-romana, a través de uno de los 13 municipios que componen el interior del Aljarafe.

Archivado en: